Menor actividad solar aumenta hospitalizaciones por depresión

Agosto 30.- Un grupo de investigadores liderados por el Dr. Fernando Ivanovic-Zuvic, especialista de la Clínica Psiquiátrica del Hospital Clínico de la U. de Chile, realizó un estudio con el fin de analizar la influencia de la actividad solar sobre los trastornos anímicos, específicamente las manías y depresiones, el cual fue publicado recientemente en la Revista Médica de Chile.

Para ello revisaron 1.862 historias clínicas de individuos con diagnósticos de cuadros afectivos que habían estado hospitalizados en el recinto asistencial entre los años 1990 y 2005. Tras un análisis exhaustivo se incluyó en la investigación a 450 sujetos, de los cuales el 66% tuvo cuadros depresivos y el 34% manías.

Según explica el doctor Ivanovic-Zuvic, la actividad solar comprende no sólo la cantidad de luz visible que llega a la Tierra en un momento dado, sino también la energía contenida en los rayos gamma, rayos x y luz ultravioleta. Por lo tanto, esta investigación va más allá del hecho ya comprobado que la menor cuantía de luz solar y la duración reducida del día aumentan la incidencia de síntomas en los sujetos depresivos, efecto que puede ser contrarrestado mediante fototerapia, tratamiento destinado a combatir los trastornos afectivos estacionales.

En cambio, la actividad energética del astro rey está directamente relacionada con la frecuencia máxima de las manchas solares que tienen una variación periódica a lo largo del tiempo, de hecho ocurren cada 11 años. “En la medida que aumentan las manchas solares se eleva la emisión de energía bajo la forma de espectro de radiaciones, donde la luz visible es sólo una parte pequeña, delimitada, por un lado, por la luz ultravioleta y, por otro, por la infrarroja”, señala el Dr. Ivanovic-Zuvic.

El académico añade que la radiación ultravioleta ha sido vinculada con mutaciones genéticas que conducirían a una mayor prevalencia de enfermedades ocasionadas por daños en el DNA, incluidas las metabólicas, autoinmunes, trastornos mentales y neoplasias.

Sin embargo, hasta hora no se había correlacionado la actividad solar con la incidencia de manías y depresiones. Este estudio representa la continuación de una comunicación previa efectuada por los mismos autores que comprendió sólo un ciclo solar de 11 años. Este trabajo, en cambio, revisó la situación durante 16 años, es decir, un ciclo y medio.

Hallazgos

De acuerdo a la investigación chilena se  pudo constatar que las depresiones aumentaron la incidencia de hospitalizaciones durante los años en que la actividad solar disminuyó, esto es, cuando se redujo la energía liberada por el sol. Por el contrario, en las manías hubo una tendencia, aunque no estadísticamente significativa, a incrementar la incidencia de hospitalizaciones en años de mayor actividad solar.

“Los resultados encontrados, semejantes a los obtenidos en la investigación previa que sólo midió un ciclo solar, aportan datos que avalan las conclusiones mencionadas, lo que puede representar un inicio para el estudio de esta variable en relación con los cuadros anímicos. En consecuencia, sería interesante que los hallazgos aquí expuestos se observen en otros lugares de la Tierra, o sea, en otros continentes o en latitudes distintas”, comenta el psiquiatra.

En la investigación, encabezada por el doctor Fernando Ivanovic-Zuvic, también participó el astrónomo Rodrigo de la Vega y los doctores Nevenka Ivanovic-Zuvic y Eduardo Correa.

Fuente: Cecilia Coddou, Universidad de Chile.

Compartir en .....