Con actividad de reciclaje continua desarrollándose proyecto Explora-UCN “La historia de la basura”

Donald_Jackson_escolares_Los_Vilos21Aprovechando al máximo las oportunidades para crear conciencia ambiental entre los escolares, los responsables del proyecto Explora “La historia de la basura” siguen llevando adelante actividades innovadoras. Ahora correspondió el turno al colegio Eusebio Lillo, de Coquimbo, cuyos alumnos de sexto, séptimo y octavo básico, se dieron a la tarea de elaborar carpetas para guardar sus trabajos, aprovechando cajas de cereales, revista y otros materiales cuyo destinado era el camión de la basura.

 

“Queríamos que los niños se dieran cuenta que, reutilizando objetos que aparentemente ya no sirven, pueden ayudar a cuidar el medioambiente y al mismo tiempo ahorrar dinero”, dice Vivian Macaya, una de las biólogas marinas a cargo de esta iniciativa liderada por la Universidad Católica del Norte, iniciada en abril de este año, con la participación de  150 alumnos, junto a sus respectivos profesores, pertenecientes a los colegios Claudio Arrau,  Los Carrera y Eusebio Lillo, de la comuna de Coquimbo; y colegio Divina Providencia, de Los Vilos.

BASURA ARQUEOLÓGICA

La actividad de reciclaje se suma a otras que desde hace más de un mes se están desarrollando como parte del proyecto Explora-UCN “La historia de la basura”. En este mismo contexto, a comienzos de mayo cerca de 400 escolares, pertenecientes a los citados colegios más otros invitados, tuvieron la oportunidad de escuchar y conversar con el destacado arqueólogo, Premio Nacional en Historia y docente de la UCN, Lautaro Núñez, quien les habló de cómo, a través de la basura, se pueden saber sobre las costumbres y la vida cotidiana de los pueblos del pasado.

En esta misma línea, los alumnos del colegio Divina Providencia de Los Vilos, participantes en el proyecto, compartieron con el arqueólogo de la Universidad de Chile Donald Jackson, quien además de contarles acerca de la basura generada por los pueblos originarios, los invitó a una excavación arqueológica, actividad que los niños asumieron con entusiasmo y seriedad, llevando un registro de los principales elementos encontrados. En la oportunidad, la profesora Teresa Payacán destacó: “Los Vilos está lleno de sitios arqueológicos que datan de hace 13.000, lo que nos indica que siempre ha tenido ocupación humana, debido a las especiales condiciones que reúnen sus costas para el asentamiento humano”.

Profundizando sus nacientes conocimientos científicos, en los próximos días los escolares de los citados colegios aprenderán las diferencias entre las actuales conchas y aquellas que datan de hace mil 500 años. El material fue aportado por el paleoecólogo Marcelo Rivadeneira, del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, CEAZA, entidad que junto al Museo Arqueológico de La Serena apoya el proyecto.

Compartir en .....