En el Día de la Raza destacan proyecto patrimonial desarrollado por párvulos de Ovalle

DSC_0034“Mi Patrimonio” se denomina el emblemático proyecto cultural y patrimonial que llevan a cabo en conjunto JUNJI y DIBAM a través del Museo del Limarí. Este convenio suscrito entre ambas entidades beneficia a párvulos de cuatro jardines infantiles ovallinos, quienes han aprendido a valorar sus tradiciones y herencia cultural gracias a los profesionales del museo.

La entidad de educación inicial, enmarcados en las celebraciones de un nuevo Día de la Raza, valoró y citó como ejemplo este proyecto que superpone la cultura, patrimonio y raíces locales por sobre los avatares de la modernidad. A juicio de Joyce Llewellyn, Directora Regional de JUNJI, “claramente el Día de la Raza es la oportunidad propicia para destacar iniciativas que promueven la valoración de nuestra cultura, sin embargo en JUNJI este tema lo tenemos incorporado a nuestro trabajo diario, un niño o niña que ha pasado por un jardín infantil de nuestra institución tiene claro, defiende y se enorgullece de su cultura”, sostuvo.

El proyecto “Mi Patrimonio” lleva ocho años implementado en la Provincia del Limarí, lugar en el que, según los encargados del mismo, ha tenido muy buenos resultados, los que se demuestran y exponen a la comunidad anualmente en el marco del aniversario del Museo del Limarí. En términos prácticos, los párvulos de los jardines infantiles beneficiados realizan visitas al museo guiadas por profesionales del mismo, y reciben instrucción respecto de la cultura local, tema que trabajan junto a sus familias y unidades educativas.

Los jardines infantiles JUNJI que integran este proyecto son Pin Pin Serafín, Lomas de Tuquí, Campanita y Papelucho, todos ubicados en la ciudad de Ovalle.

Tan buenos son los resultados de la implementación de “Mi Patrimonio” en los preescolares ovallinos que recientemente fueron distinguidos en un encuentro nacional de educación intercultural organizado por Conadi, instancia en la cual citaron como ejemplo el trabajo patrimonial desarrollado en Ovalle.

Finalmente Joyce Llewellyn destacó que la educación intercultural y la valoración del patrimonio son una constante en la institución y que este proyecto había servido de ejemplo para otros establecimientos que hoy se encuentran trabajando en la valoración de su patrimonio local. Un ejemplo de esto es la próxima inauguración de 10 jardines infantiles denominados “Centros Educativos Culturales de la Infancia” en la región que incorporarán al trabajo en aula a un representante de la comunidad en que se inserten para tener un referente patrimonial local que servirá de ejemplo a los párvulos.

Compartir en .....