Fragata-Portuguesa

SEREMI de Salud reitera llamado a la prevención ante presencia de Fragata Portuguesa

Desde el 14 de septiembre pasado, la SEREMI de Salud decretó el cierre del borde costero para actividades recreativas y de baño desde El Faro hasta Playa Changa ante la presencia de la Fragata Portuguesa, medida que aún no se levanta puesto sigue existiendo presencia del ejemplar en las playas.

La especie secreta una neurotoxina  que al entrar el contacto con la piel puede producir irritación y generar un colapso cardiorespiratorio. Ante esto, el SEREMI de Salud Rosendo Yáñez reiteró el llamado a protegerse de la Fragata por sus graves consecuencias, “lo fundamental es que tengamos precaución tanto con las especies de la Playa, porque algunas están muertas, entonces los niños piensan que no producen daño, pero lamentablemente son igual de toxicas las que están en el mar, como las que –en este caso- pueden estar en la playa. Por lo mismo, nuestro llamado es a los padres, para que tengan mucho cuidado”.

Cabe destacar que la medida prohíbe el baño y las actividades recreativas desde El Faro hasta Playa Changa, pudiendo solo desarrollarse actividades extractivas y productivas con precaución, hasta que la Autoridad Sanitaria así lo indique.

“La prohibición que se decretó, que es el cierre para el baño, fue a través del informe que nos llegó a través de la Gobernación Marítima que está constantemente monitoreando y por lo tanto nosotros, basados en los informes que ellos no hagan, tenemos que ir evaluando caso a caso y ojalá que ponto este fenómeno vaya disminuyendo para que en definitiva, quizás cuando llegue ya la temporada estival pudiese no haber presencia de Fragata Portuguesa”, puntualizó Yáñez.

Fragata Portuguesa

La especie Fragata Portuguesa es propia de aguas tropicales, sin embargo, debido a la sobreexplotación y cambio climático, se avista cada vez con mayor frecuencia en costas de aguas menos templadas.

Ante la presencia de este cnidario, se debe evitar las zonas de riesgo como los rompeolas, ya que es ahí donde se acumulan los restos de la especie. Es importante destacar que los ejemplares en la playa conservan sus características tóxicas, por lo que se hace necesario alertar a la población si el número de estos organismos es elevado y alcanzan la arena. Si se producen picaduras, se debe actuar lo más rápidamente posible lavando la zona con suero fisiológico y aplicando compresas frías. Si no hay suero fisiológico disponible, se debe utilizar agua de mar, evitando agua dulce, ya que facilita la absorción de la toxina. Asimismo, no debe realizarse raspado de la piel con arena o toallas y se debe asegurar que se han desprendido los tentáculos.

Compartir en .....