Expo-Norte

ExpoNorte logra potenciales ventas por $4 mil millones pese a la profunda crisis de la minería

La minería no pasa por su mejor momento. En los últimos doce meses se han perdido 38 mil puestos de trabajo, han aumentado los costos de producción, se ha reducido la competitividad internacional y se han detenido inversiones por más de US$14 mil millones. Entonces, el panorama no es pleno, especialmente en las dos comunas más representativas de la extracción de minerales del país.

En todo caso y pese a este escenario, el Comité de Vivienda de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) La Serena apostó por concretar la octava versión de la ExpoNorte, la feria itinerante que en dos semanas recorrió las dos principales ciudades de la Región de Antofagasta: Calama y Antofagasta.

Con una puesta en escena moderna y atractiva para los visitantes, estuvo la última semana se julio en Mall Plaza Calama y la primera de agosto en Mall Plaza Antofagasta, hasta donde llegaron 3.500 y 6.500 personas, respectivamente, sumando 10 mil visitantes en ocho días. Esta cifra estuvo en línea con las proyecciones, por lo que dejó conformes a los organizadores.

En todo caso, uno de los datos más relevantes fueron los 93 potenciales cierres que deberán hacer las 13 inmobiliarias que asistieron con sus equipos de venta (el stand número 14 era de la CChC La Serena) y que alcanza la no despreciable suma de $4 mil millones.

Para Mauricio Araya, presidente del Comité de Vivienda de CChC La Serena, las expectativas se cumplieron, asumiendo el crítico escenario minero. “Como empresarios inmobiliarios sabemos que la zona norte atraviesa por un severo momento por la minería, sin embargo, quedamos muy conformes con la ExpoNorte, ya que evidenció que sigue siendo atractivo para nuestros clientes de Antofagasta y Calama invertir en viviendas de la conurbación”, aseguró Araya.

Y esa declaración se sustenta por la calidad de vida de La Serena y Coquimbo, un clima estable, servicios básicos de buen nivel y la cercanía con las grandes urbes. “En Calama existen posibles ventas de 43 viviendas, mientras que Antofagasta de 50. Esto habla de que un bien raíz bien ubicado, con buenas terminaciones y en sectores consolidados, tiene una plusvalía asegurada y eso es tomado en cuenta al momento de invertir los ahorros”, explicó Araya.

Las trece inmobiliarias que participaron de esta gira inmobiliaria fueron Guzmán, Serena, Nova, Ecomac, GPR, Kupal, Pocuro, Renval, Viviendas 2000, Ecasa, Los Andes, Elqui y Amarillo. Éstas presentaron ofertas residenciales cuyos valores fluctúan entre las 1.700 UF y las 13.000 UF, destacando casas, departamentos y parcelas de agrado.

Compartir en .....