SALUD BUCAL - copia

Salud Bucal y Nutrición

La Salud Bucal es reconocida como una de las prioridades de salud del país, tanto por la prevalencia y severidad de las enfermedades bucales como por la mayor percepción de la población frente a estas patologías que afectan su salud general y su calidad de vida.

Desde el comienzo de la vida se debe promover la formación de buenos hábitos de higiene bucal y prevenir conductas nocivas repetitivas, a fin de evitar la aparición de caries dentales y malformaciones de la dentición. La higiene bucal es un componente estratégico muy importante en la salud para prevenir las enfermedades más comunes en la boca.

“Su objetivo es remover la placa bacteriana que se está formando permanentemente sobre los dientes y encías, de modo de impedir que se inflamen las encías y que las bacterias dañinas produzcan los ácidos que destruyen las capas externas de los dientes, produciendo caries”, explicó Luisa Vergara, nutricionista y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte.

De acuerdo a lo que señaló la docente UCN, la carie dental es una de las patologías que se ve influenciada por el tipo de alimentación predominante en la sociedad actual debido a que uno de los factores de riesgo en su producción es la presencia de carbohidratos fermentables (azúcares y harinas refinadas) en la dieta.

Por ello afirma que “es necesario enfatizar el consumo de alimentos sólo a las horas de las comidas, evitando la ingesta de golosinas y/o bebidas gaseosas o jugos azucarados entre ellas, de este modo la saliva puede proteger la pérdida de minerales que provocan los ácidos de las bacterias, manteniendo un ambiente bucal estable”.

En ese sentido, agrega que uno de los factores que contribuyen a la formación de caries dental es la Dieta Cariogénica, aquella rica en hidratos de carbono fermentables como la sacarosa, los que, debido a su consistencia, adhesividad y frecuencia de consumo, favorecen la producción de ácidos por parte de las bacterias bucales. Mientras más adhesivo sea el alimento (galletas, chocolates), mayor tiempo permanecerá en la pieza dentaria, sin embargo, un alimento duro y fibroso como la manzana y la zanahoria, ejercerá una acción detergente sobre la pieza.

“La cariogenidad de un alimento es mayor al ser consumido entre las comidas que cuando se ingiere durante ellas, ya que durante las comidas se produce una mayor salivación, y lo variado de la alimentación, obliga a un aumento de los movimientos musculares de mejillas, labios y lengua, con lo que se acelera la eliminación de residuo. Mientras más veces al día se esté ingiriendo alimentos ricos en hidratos de carbono, mayor será el potencial cariogénico de éstos”, señaló la académica UCN.

Por ello la importancia de mantener una alimentación saludable evitando alimentos con altos contenidos en azúcares, en las colaciones priorizar las frutas, verduras, semillas, cereales, lácteos semidescremados y cómo líquidos enfatizar el consumo de agua.

Finalmente sostuvo “la buena salud oral beneficia la salud general de niños y niñas”.

Compartir en .....