barcos AIP en muelle

Sector pesquero reacciona ante anuncio de restringir la pesca de arrastre en Chile

Tras el anuncio efectuado este viernes por la Subsecretaría de Pesca, en orden a prohibir la pesca de arrastre en el 98% de la Zona Económica Exclusiva, la Sociedad Nacional de Pesca (SONAPESCA), con el apoyo de la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP), emitió una declaración pública sobre el tema.

 

Como SONAPESCA, vemos con preocupación que una vez más, tal como ocurrió con el anuncio sobre el Parque Marino en Cabo de Hornos, medidas importantes que modifican las reglas del juego de artesanales, industriales y trabajadores son comunicadas a la opinión pública por las autoridades sin haber sido socializadas antes con todas las partes interesadas en las instancias establecidas en la institucionalidad vigente para estos temas (como son los Comités de Manejo de las Pesquerías, Comités Científicos y Comités Zonales).

A nuestro juicio, esto evidencia una falta de ánimo de diálogo por parte de la autoridad, que entorpece la posibilidad de aportar antecedentes técnicos y científicos a la discusión. Una vez más vemos una medida que no tiene ningún fundamento técnico que la avale y carece de un elemento fundamental: el informe científico técnico. Si bien es una exigencia legal, es más relevante considerar que debe ser un imperativo de hacer las cosas bien. Primero analizar los antecedentes y, sobre esa base fundada, decidir si hay mérito para proponer una medida como esta y si tiene facultades legales para hacerlo. A nuestro juicio, no cumple ninguna de estas condiciones.

La medida propuesta se aplica internacionalmente para proteger ecosistemas marinos vulnerables (EMV), como los montes submarinos y arrecifes de corales, y Chile ya prohibió 100% la pesca de arrastre en fondos marinos donde existen EMV, siguiendo las recomendaciones y buenas prácticas internacionales impulsadas por Naciones Unidas y la FAO. En la zona que se busca cerrar no hay EMV.

En ningún país del mundo, el 98% de la ZEE se veta contra un arte de pesca, mientras se pretende que otro 43% de la ZEE quede vedada a cualquier actividad económica a través de megaparques marinos.

El anuncio desconoce que la pesquería de crustáceos demersales recibió el estándar de certificación internacional del Marine Steward Council (MSC), que garantiza que su extracción se realiza según prácticas y artes de pesca sostenibles. Se desconoce, también, que en los últimos años los artes de arrastre se han modernizado, alivianado y simplificado, eliminándose en gran parte los elementos que entran en contacto con el fondo marino. A esto, se suman las mejoras de su selectividad sobre las especies objetivo, disminuyendo el descarte, en el caso de la merluza común, al 2%, según datos del IFOP, un indicador mejor al más alto estándar internacional, según ha quedado acreditado en foros y seminarios.

Cuesta entender que los anuncios se realicen antes de que las partes interesadas puedan aportar a la discusión. Con todo, es positivo que la autoridad se haya comprometido a que esta medida pase ahora a consulta a los Comités de Manejo de estas pesquerías, a los Comités Científicos y a los Comité Zonales, donde estas instancias puedan analizar y sancionar ese anuncio, cumpliendo con la institucionalidad vigente y tomando en cuenta los efectos que el cambio climático está realizando en los caladeros de estas especies, entre otros aspectos.

 

FOTO: La flota pesquera coquimbana dedicada a la extracción de crustáceos demersales (camarón nailon, langostino amarillo, langostino colorado y gamba) sería una de las afectadas por la medida de prohibir el arrastre.

Compartir en .....