Docente S XXI

Docencia del siglo XXI: ¿Hacia dónde vamos?

El avance en materias de nuevas tecnologías, el acceso a la información y los nuevos intereses de los jóvenes son parte de las causas que han provocado un cambio de paradigma en la educación.

La globalización, sumada a los crecientes avances tecnológicos, permiten que la comunidad tenga al alcance de la mano un gran número de herramientas y materiales para realizar cualquier labor en diferentes ámbitos, sobre todo en el contexto educativo.

Bajo este nuevo panorama, enseñar en el siglo XXI implica procesos complejos que requieren un cambio en el rol docente y en las prácticas pedagógicas, tarea que no resulta sencilla pues cada profesor tiene como misión potenciar al máximo los aprendizajes y el desarrollo de habilidades y competencias en los alumnos.

“Hoy, el profesor más que un mero transmisor de contenidos es un mediador, por lo tanto, debe tomar un rol activo en la generación de ambientes de aprendizajes que propicien y aseguren que el estudiante tome un papel protagónico en su proceso de aprendizaje, junto con garantizar condiciones de contexto para que el estudiante manifieste su pensamiento, se comunique y desarrolle la creatividad”, explicó Rodrigo Castillo, académico del área de filosofía y educación del Departamento de Teología de la Universidad Católica del Norte y actual director ejecutivo del programa “Yo sigo mi vocación: Pedagogías UCN” del Campus Guayacán.

En este sentido, el académico agrega que “las nuevas orientaciones en educación, van en la línea de generar metodologías activas, participativas e inclusivas; éstas deben estar en coherencia con las tecnologías de la información y la comunicación pero siempre deben dejar un espacio para que el estudiante fije el aprendizaje de manera crítica y reflexiva y eso se logra solamente desde un lugar participativo y no pasivo por parte del alumno al interior del proceso educativo”.

Para Castillo, el principal problema al que se enfrentan los docentes hoy es, justamente, el cambio de concepción educativa, “estamos frente a un paradigma más constructivista, cognitivo y dinámico, en donde se apunta al desarrollo de habilidades más que trabajar el contenido por el contenido”. Por ello, afirma que el docente “tiene que ser un profesor crítico y reflexivo, que pueda participar en la construcción de conocimientos para su comunidad educativa, y que pueda generar aportes para la innovación”.

En ese sentido, la Universidad Católica del Norte está ejecutando un convenio de desempeño en el área de educación, (Proyecto PMI UCN1501), en las líneas de vocación, diversidad, innovación y calidad en la formación inicial docente, cuyo objetivo apunta a formar profesionales de la educación que puedan enfrentarse con una nueva realidad compleja y cambiante.

“Como universidad estamos desarrollando un paradigma más crítico en la formación de nuestros profesores y en esta nueva mirada queremos formar un docente que pueda liderar y gestionar el proceso de enseñanza aprendizaje, que se integre aportando de manera significativa a su comunidad educativa, que sea un profesor que genere buenos climas para el aprendizaje y la inclusión y que sepa cómo utilizar las Tic’s”.

PEDAGOGÍA DEL FUTURO

Consultado por el camino que está tomando la pedagogía en nuestro país, el académico UCN, Rodrigo Castillo, afirmó que ésta se está orientando hacia “la construcción de un saber más crítico y reflexivo, que se cuestiona todo el estado de situación del tejido social. En cuanto a la construcción de aprendizajes, la educación está aportando nuevas vías para la generación de conocimientos, y en este proceso hoy la comunidad educativa es más partícipe.”.

Y agrega “en este contexto, el profesor debe profundizar en sus conocimientos a nivel didáctico y metodológico para dar forma a este aprendizaje crítico. Esto significa la capacidad de diseñar procesos de enseñanza y aprendizaje que permitan al estudiante ser capaz de discernir al interior de un escenario que nos pone dilemas éticos y complejidades sociales todo el tiempo”.

“Yo diría que, en bloque, la pedagogía está caminando hacia un saber más reflexivo que dialoga con todas las complejidades que nos presenta una cultura diversa y paradojal. Desde un enfoque sistemático, la educación está movilizando habilidades que nos permiten plantearnos frente a todos estos cambios”, finalizó Castillo.

Compartir en .....