Marisol Urrutia - copia

¿Por qué una celebración se puede trasformar en disturbio?

Psicóloga UCN explica los motivos que llevan a las multitudes a actuar de manera violenta cuando se encuentran festejando algún acontecimiento.

Frecuentemente nos encontramos frente a noticias o imágenes que nos muestran cómo una celebración o evento multitudinario se trasforma, finalmente, en una serie de disturbios sociales, muchos de ellos caracterizados por violencia en donde deben intervenir diversos actores para lograr que la situación vuelva a la calma.

Basta con recordar la celebración del Mundial de Francia que terminó con numerosos destrozos y dos muertos. Accidentes, disturbios y saqueos marcaron la noche de festejos y fue necesaria la intervención de las fuerzas del orden.

“Cuando nos hallamos frente a un disturbio social debemos tener en cuenta que se trata de conflictos generados por un grupo de personas que alteran la paz social, ya sea mediante la violencia o la destrucción de objetos de bien público o privado”, explicó al psicóloga de la Universidad Católica del Norte, Marisol Urrutia.

El fenómeno de la violencia colectiva ya sea tumultos, disturbios o linchamientos, agrega, en general se expone en la prensa a través de imágenes que resultan incomprensibles dado su grado de violencia.

En ese sentido, señala que “para tratar de comprender dichos fenómenos debemos recordar algunos aspectos que caracterizan a las masas tales como la desindividualización, la sugestión y el contagio. Cada evento se caracterizara de acuerdo a su contexto tanto social como económico que va marcando las demandas de quienes componen el grupo en cuestión”.

Para la profesional resulta relevante tener en consideración factores externos correspondientes al contexto que influyen en estos comportamientos como la realidad social, económica y el aumento de disconformidades en las relaciones y con las instituciones en general, lo que aumenta el clima de tensión e inseguridad.

“Los teóricos entregan diferentes explicaciones respecto de lo que sucede cuando no encontramos en estas situaciones, algunos plantean que el individuo dentro de la masa pierde absolutamente su yo, su identidad, mientras que otras teorías afirman que los disturbios son procesos dinámicos que surgen a través de etapas”, aclara Urrutia.

Finalmente la psicóloga UCN afirma “hoy la apuesta de los profesionales se dirige a trabajar el concepto de las multitudes conscientes, que permite dar un vuelco positivo a estas identidades colectivas que pueden trabajar de forma cooperativa y que pueden ser determinantes a la hora de salvar situaciones de crisis, pues existe una lógica en estos movimientos que sería imperceptible para quienes observan desde afuera”.

Compartir en .....