IMG_8780 s

Paralización mantiene sin clases a 81 mil alumnos y gran parte del transporte sin prestar servicio

  • La Intendenta Lucía Pinto dio a conocer un balance de la situación regional, en la que también remarcó que, hasta la fecha, en materia de salud, las movilizaciones han impedido la prestación de más de 10 mil consultas médicas y la ejecución de 800 cirugías.

En diversos ámbitos ha impactado la paralización en la Región de Coquimbo.

La Intendenta Lucía Pinto dio a conocer un detalle de la afectación, informando que las manifestaciones han convocado, en las primeras horas, a más de 8 mil personas, registrándose algunos incidentes en la Ruta d-41 producto del tránsito de personas desde Vicuña hacia La Serena.

“Hemos visto una tremenda afectación al transporte público. Un 90% de las líneas están paralizadas, algunas no salieron a trabajar por temor a los daños a las máquinas, optando por quedarse en sus casas, por lo que muchas personas no pudieron llegar a sus trabajos o a sus colegios”, dijo la Intendenta Pinto.

También la educación sufrió efectos, pues se indicó que un 51% de los establecimientos educacionales en la región no tuvo clases, es decir, de los 749 recintos de la zona, tanto municipales, como particulares y subvencionados, sólo 363 han mantenido sus clases normales. “Esto afecta a más de 81 mil alumnos que no sólo dejan de aprender, pues los afecta para el desarrollo del año escolar y algunos quedaron sin la alimentación que entrega JUNAEB”, acotó.

En cuanto a salud, no sólo por esta movilización, sino que a lo largo de varios días, la Intendenta explicó que los servicios de urgencia están funcionando con normalidad; sin embargo, “hay más de 800 cirugías que se han dejado de dar en la región y hay más de 10 mil consultas médicas que se deberán reprogramar, debido a esta situación. También deberemos reprogramar 25 mil consultas en el sistema de salud municipal y esto afecta a las personas que más lo necesitan”, indicó la autoridad.

En materia de comercio, los supermercados informaron que funcionarán hasta las 15 horas, de acuerdo a como se desarrollen las manifestaciones. Mientras que el comercio menor funcionó hasta las 13 horas, debido al temor de eventuales daños y saqueos.

“Hubo muchas personas que faltaron a sus trabajos por no tener locomoción colectiva. Por eso quiero insistir en que este tipo de manifestaciones afecta a los más vulnerables y a aquellos que sólo quieren contribuir. El efecto negativo es en ellos, en quienes no han podido acceder a la salud, a sus trabajos o su educación”, enfatizó la Intendenta Lucía Pinto.

Compartir en .....