Arboles-LaSerena

Un centro verde: árboles en calles de La Serena cautivan a residentes y turistas

Sin duda, una ciudad con presencia de naturaleza es un lugar más hermoso y agradable para vivir. Así lo ha entendido el alcalde Roberto Jacob, quien desde el comienzo de su gestión, se ha preocupado por imprimir un sello verde en el espacio urbano. Desde 2013, el centro de la ciudad cuenta con 60 árboles de la especie Brachichito, distribuidos en las calles Prat, Cordovez, Balmaceda, O’higgins y Cienfuegos.

“Inicialmente se decidió plantar la especie Brachichito porque ya había dado buenos resultados en otras áreas, pues tiene una raíz noble que no daña la acera. Antiguamente se plantaba mucha especie de gran volumen tanto de raíz como de copa que afectaban severamente las calles”, indicó Patricia Campos, Jefa de Sección Áreas Verdes del municipio serenense.

Este proceso inició en calle Prat, y hoy los pequeños árboles han crecido, cobijando con sus sombras a los transeúntes, quienes pueden capear el intenso calor del verano. Los turistas en la comuna se maravillan ante la presencia de árboles en pleno Casco Histórico.

“Me parece muy importante porque colabora con el tema del calentamiento global, a generar oxígeno y consumir monóxido de carbono. Creo que es fundamental para una ciudad que haya mucha forestación, muchos árboles. Es todo positivo. Mejora la ciudad y sobre todo nos protege del calor en estas ciudades en donde el sol prima casi todos los días”,  declaró Alberto Ontivero, turista de San Juan, Argentina.

María Noel, también de San Juan, señaló que “Lo bueno es que no son árboles que ensucien, aquí mantienen la limpieza, eso es bueno para el medioambiente, para no contaminar. Es linda la ciudad, muy hermosa”.

Pero no solo los extranjeros valoran la iniciativa, pues los propios residentes agradecen esta cara verde en la comuna. “La verdad es que todo lo que sea embellecer mi ciudad, me gusta. Los árboles los vi desde que estaban chiquititos y mira cómo están ahora, lo encuentro una maravilla. Esto es algo que le da otro toque a la ciudad, otro ambiente, Como serenense, esto es lo mejor que he podido ver”, expresó emocionada la vecina Ana María Ambler.

“Los árboles son una de las formas que tenemos de protegernos cuando nos sentamos a descansar, en especial nosotros los adultos mayores. Es hermoso que se vean parrones de flores y arbustos. No lo he visto en otra ciudad, me parece fantástico. Estas son las preocupaciones pequeñitas que tiene la municipalidad para proteger a turistas y los propios vecinos”, indicó también Macarena Orrego, quien desde 1981 vive en la ciudad.

Esta política no solo considera plantación de árboles, sino que también la instalación de macetas aéreas en las farolas de la ciudad. En total son 300, y contienen petunias y hiedras. Al igual que los árboles, son regadas en forma diaria durante la noche.

Cuidado de la gente

Pese a la belleza y los múltiples beneficios que los árboles y flores entregan a la comuna, hay quienes no han tenido el cuidado correspondiente. Jardineras debieron ser retiradas del centro y trasladadas a la Avenida del Mar producto de los daños recibidos por transeúntes.

“Algunas personas se llevaban las flores, se sentaban arriba de las jardineras, las usaban de basurero y de cenicero para los cigarros. Eran grandes esfuerzos que se perdían rápido. Costaba mucho mantener la vegetación, y con actitudes como esas, la imagen se dañaba rápidamente. Al encararlas, la gente decía que les daba lo mismo dañar”, explicó Patricia Campos.

El llamado a la ciudadanía es a ser responsable, pues finalmente la presencia de naturaleza es algo que nos favorece a todos, permitiendo tener calles más lindas, acogedoras, y amigables con el medioambiente.

Compartir en .....

One Comment

  1. La Serena tiene mucho más calles dónde se han secado muchos árboles y nunca se han vuelto a plantar y muchos por secarse ya que sus tasas son el basureros ya que las personas que hacen el aseo de las calles ahí depositan la basura y no tienen ninguna posibilidad que les llegue mi siquiera las pocas gotas de las lloviznas.
    También en el parque Coll se cortaron árboles antiguos hace bastante tiempo y nunca se repusieron.