Oficina-Covid

¿Cómo utilizar los espacios comunes en las oficinas post pandemia?: Claves para evitar los contagios entre trabajadores

Desde que se comenzó a hablar sobre el retorno seguro a las oficinas hemos escuchado sin cansancio acerca de la distancia social, el uso de mascarillas y el lavado de manos frecuente, pero ¿qué pasa con aquellos lugares indispensables de los espacios de trabajo que son compartidos y que pueden ser de mayor riesgo para los trabajadores? CBRE entrega recomendaciones para evitar los contagios en estos espacios.

Zonas de alimentación

En el caso de las zonas de cocina y casinos, CBRE recomienda que se establezcan turnos para que los colaboradores vayan a trabajar en etapas pre o post almuerzo. Por ejemplo, entre las 09:00 y las 14:00, o bien, entre las 14:00 y las 19:00, para que las personas tengan la oportunidad de comer en su hogar tranquilamente y así, se disminuya el riesgo de contagio en áreas en donde es necesario sacarse la mascarilla.

En el caso de las empresas en donde esto no pueda ser posible, CBRE recalca que es de alta importancia limitar el número de sillas disponibles para evitar aglomeraciones, tener políticas de limpieza y desinfección frecuentes, optar por alimentos preenvasados o impulsar a los trabajadores a que almuercen en sus escritorios o espacios al aire libre.

Keith Carrizo, director de Project Management de CBRE Chile, señala que, respecto al escenario actual en las oficinas, “las medidas que se están tomando en las cocinas están enfocadas principalmente en adaptar sus cartas o  menús a platos de fácil preparación que signifiquen menos personas al interior”.

“Muchos casinos ya no están ofreciendo platos calientes como cazuela, por ejemplo, el cual requiere preparar varias verduras, carnes y muchas estaciones de trabajo, lo cual se traduce en más personas, por eso se recomienda ofrecer menos variedad y platos más simples de preparar. En el caso de los casinos de trabajadores, varios han implementado ‘Grills’ -la misma idea de las estaciones de servicio- mientras se espera con la bandeja en la fila se prepara el sándwich o plato en cinco minutos a la plancha”, agregó.

Instalaciones sanitarias

En el caso de las áreas sanitarias como los baños, CBRE reitera las pautas entregadas por el Ministerio de Salud, tales como reforzar la limpieza intensa de estos al menos tres veces al día. Asimismo, se debe tener especial cuidado en la higiene de manillas, contenedores, vidrios, llaves de agua y superficies en las cuales exista posibilidad de contaminación por uso. Por otro lado, los empleadores deben promover el lavado constante de manos. También se recomienda el uso de instalaciones “touchless”, como por ejemplo en el lavamanos, y dispensadores de jabón y alcohol gel.

Salas de reuniones

Por último, a pesar de que las salas de reuniones post pandemia seguirán siendo importantes, las empresas deberían reconsiderar los tipos de instalaciones que desean para estas. Privilegiando las reuniones realmente importantes para tener en persona y promoviendo las citas no presenciales vía telemática. Además, se deben tener lugares preestablecidos, con cantidad limitada de sillas que respeten el distanciamiento social, acceso a alcohol gel, donde se evite disponer alimentos o bebestibles, que sean sanitizadas al finalizar la reunión y en donde se registren los datos personales de los asistentes en el caso de que haya concurrido algún contagiado.

La experiencia internacional que ha logrado recopilar CBRE tras el paso de la pandemia y posterior vuelta a las oficinas demuestra que habrá cambios en los lugares del trabajo del futuro, como el uso de tecnologías que se activan por voz: salas de conferencia equipadas con controles de voz para regular la iluminación, el audio y los elementos visuales. Asimismo, se utilizará este tipo de tecnologías para la apertura de puertas, activación de la cadena del WC y servicios de automatización en las cocinas.

Acceso al centro de trabajo

Según el director de Facility Management de CBRE Chile, Carlos Bozzino, el acceso al centro de trabajo deberá ser controlado. Por lo anterior, “las organizaciones deberán implementar en sus accesos pediluvios, control de temperatura y desinfección de manos, y señalética que informe al usuario sobre las obligaciones que deberán seguir al interior de los centros de trabajo”, expresó. Si bien, aplicar estas medidas legalmente no es una obligación, se considera una buena práctica para incluir en las instalaciones y evitar los contagios, siendo igualmente un punto de revisión por las entidades fiscalizadoras.

Espacios comunes

Los espacios comunes deberán tener las medidas de higiene necesarias para evitar posibles contagios, indicó Bozzino. “Con esto me refiero, a implementar protocolos que permitan instruir al usuario sobre las precauciones que deben tener en cuenta cuando hagan usos de sectores. Fomentar el uso de alcohol gel mediante dispensadores sin contacto y las aglomeraciones, proveer a los usuarios wipes desinfectantes para que puedan emplear en los lugares que anteriormente fueron manipulados por otras personas y señalizar las obligaciones que deben seguir los usuarios al interior del centro de trabajo y sus espacios comunes”, finalizó.

Compartir en .....