Enrique Coulembier, CEO de Mundo

Conexión a internet fija

La Subtel reveló las últimas estadísticas en materia de conectividad, evidenciando un creciente consumo de internet fija, con 3,6 millones de conexiones a junio de este año, cifra que implica un crecimiento de un 5,5% en relación al primer semestre de 2019. Debido a las cuarentenas en el contexto del Covid-19, el tráfico total de Internet fija fue de 6,6 millones de Terabytes (TB) entre enero y junio, lo que se traduce en un aumento del 53,5% en comparación al mismo periodo del año pasado. Por otra parte, la participación de la fibra óptica en el total de conexiones fijas tuvo un incremento anual de 7,7 puntos porcentuales, llegando a un 32,8% al primer semestre.

Pese a esto aún existen materias pendientes en cuanto a conectividad, como la brecha digital del país. Para abordar esta problemática, debemos entender que la inclusión digital es un deber que permite brindar oportunidades a las personas y por eso es imperativo terminar con lugares segregados por su ubicación geográfica o condición social. Las principales causas de esto guardan relación con la inversión, que debe comprometer tanto a actores privados como públicos, para un mayor despliegue de fibra óptica, pues aún hay muchas localidades que siguen siendo relegadas de conectividad.

El confinamiento y las estadísticas sólo nos confirman que la conectividad por fibra óptica al hogar es sinónimo de igualdad de oportunidades y accesos, pues hoy quien no pueda acceder a un internet de buena calidad no podrá teletrabajar, estudiar a distancia o acceder a telemedicina, entre otros aspectos claves.

Por: Enrique Coulembier, CEO de Mundo telecomunicaciones

Compartir en .....