IMG_4999

Primera cirugía para pacientes con Parkinson en la región se realiza a través de convenio público- privado

  • Se trata de un proyecto que involucra al Gobierno Regional, Servicio de Salud Coquimbo y Desafío Levantemos Chile, y que ejecutará procedimientos de estimulación cerebral profunda en 8 pacientes de la zona.

Con una inversión de $205 millones por parte del Gobierno Regional de Coquimbo, este miércoles se realizó el primer procedimiento quirúrgico para pacientes de Parkinson, contemplado en el programa “Cirugía de estimulación profunda en personas con enfermedad de Parkinson, con complicaciones motoras refractarias a terapia médica de la Región de Coquimbo”.

Octavio Vega es el primer paciente sometido a este procedimiento, que tuvo lugar en las dependencias del Hospital San Pablo de Coquimbo y con personal de este recinto, del Hospital San Juan de Dios de La Serena y de otros establecimientos de la capital.

Gloria Tapia es esposa de Octavio y además preside la agrupación Cuarta Región por el Parkinson. Sobre este importante e histórico hito en salud para la región y en lo personal, dijo que “estoy emocionada, agradecida y feliz, porque este es un nuevo nacimiento para mi esposo. Esta cirugía da esperanza de tener una mejor calidad de vida, no solo para ellos, sino también para sus familias. Por eso agradecemos a todo el equipo médico, sobre todo a la gestora, como es la doctora María Eugenia Conteras, y los equipos de ambos hospitales que se unieron en esta cirugía que es maravillosa”.

Un programa en el que se viene trabajando hace dos años y que fue priorizado por el Consejo Regional tras la solicitud del Intendente Pablo Herman, con cargo a la línea de carácter regional del Fondo Social 2020 del Gobierno Regional.

“Hoy es un día histórico para la Región de Coquimbo, porque a través de este proyecto, ya contamos con las condiciones para poder operar a pacientes con esta enfermedad. Más allá de los recursos, estamos hablando de vidas, y por eso la importancia de este convenio y del trabajo en conjunto. Por eso, hay que felicitar también a todos quienes fueron partícipes para que este hecho histórico sea posible en nuestra región”, dijo el Intendente Pablo Herman.

Por su parte, la Consejera Regional, Paola Cortés, agregó que “siempre decimos que en la parte pública es difícil acceder a muchas cosas que sí se puede en la parte privada y cuando nos presentaron este proyecto, nosotros dijimos, por qué no estrechar la brecha entre lo público y lo privado. Fue así que aprobamos este tremendo proyecto, porque creemos que la gente que sufre de Párkinson, si no tiene los medios, no sólo sufren ellos sino que también su familia,  los invalida de realizar muchas cosas y los va dejando postergados”.

Los ocho pacientes beneficiados accederán a una cirugía e implantación de un kit de estimulación profunda, que tiene beneficios físicos, mentales, emocionales y sociales, pero que hoy en día solo se encuentra disponible en algunos centros de salud del sistema privado del país, con un costo cercano a los $45 millones. Un proceso en el que cumplen un rol fundamental el Servicio de Salud y los hospitales de La Serena y Coquimbo, con sus respectivos equipos médicos.

Desde Desafío Levantemos Chile, su director del área de Salud, Camilo Rozas, dijo que “este proyecto busca cambiar la vida de ocho pacientes y sus familias, que van a pasar por un estricto protocolo de selección, para luego poder retomar sus vidas normales; lo que más les gustaba hacer, sus sueños. En eso se alinea con nuestra ONG, ya que nosotros luchamos contra la inequidad y creemos que esta es una tremenda oportunidad para que las personas de la región puedan llevar adelante sus sueños y compromisos”.

Sobre la relevancia de este hito en materia de salud, el Director del Servicio de Salud Coquimbo, Edgardo González, detalló que “los hospitales en Chile tienen una cartera de servicios amplia donde no estaba incluida Parkinson. Hoy la Región de Coquimbo cuenta con cirugía de estimulación profunda en Parkinson, contando con el segundo hospital en Chile que tiene esta prestación y el primero de todo el norte del pa”.

Luego de la cirugía, se inicia un proceso terapéutico y de rehabilitación con un equipo multidisciplinario especializado, integrado por neurocirujano, neurólogo, psiquiatra, psicólogo, fisiatra y trabajador social. Todo esto con el fin de ayudar al paciente en el proceso de adaptación a su nueva vida y reinsertarse en la sociedad de la mejor manera posible.

Compartir en .....