Rodrigo Mortara

Las Pymes también pueden y deberían llegar al “cero papel”

No sólo por el cuidado del medio ambiente, sino porque es se trata de un conjunto de procesos que ayudan a su máxima organización, agilizan sus respuestas, su efectividad, su producción y, por ende, sus resultados, hoy existe la necesidad de promover que las Pymes emigren al “cero papel”, algo que hoy pueden realizar aprovechando el impulso de la digitalización (acelerada por la pandemia) y porque hacerlo no implica altos costos como se piensa ($24.990 al año a través de la plataforma web Legale).

Y en esta tendencia que hoy siguen las pequeñas y medianas empresas del mundo, es importante destacar que todas las áreas de una Pyme son factibles de despapelizar: comercial y ventas, proveedores, recursos humanos, y operaciones. Para ello, resulta fundamental elegir una herramienta tecnológica adecuada y transversal que se adapte a las necesidades de cada negocio. Esta única plataforma debe tener la capacidad de solucionar la gestión documental de manera integral, para evitar llenarse de proveedores con distintas soluciones tecnológicas de nicho.

También es preciso subrayar que aquello que las Pymes necesitan de manera específica es: gestionar, organizar y firmar documentos digitales, no va más allá de eso.

En síntesis, los beneficios de tener un negocio “cero papel” son infinitos… partiendo por factores como la inmediatez en el acceso a los documentos y evitar que estos se pierdan al lograr una mejor organización; a esto se suma la rapidez para sacar la firma de un contrato, inclusive cuando es a distancia, o tener la opción de firmar una orden de compra en menos de dos minutos. Este es un salto lógico que pueden y deberían hacer las Pymes en la era digital.

Por: Rodrigo Mortara, gerente general de Despapeliza

Compartir en .....