Corredor-Hospital-LVN

Centros Médicos de la región de Coquimbo reciben tratamientos en base a cobre para heridas crónicas de diabetes

Las secuelas dejadas por la pandemia del COVID-19 en el sistema de salud no solamente se reduce a la falta de camas o ventiladores, también está la larga lista de espera para aquellos pacientes con enfermedades crónicas, como los diabéticos.

En ese contexto, CuperScience -startup chilena que desarrolló Cupersan, un tratamiento de uso tópico en base a cobre- está realizando giras por diferentes regiones del país, mostrando los beneficios que tiene este tratamiento para personas que sufren de patologías derivadas como pie diabético, heridas crónicas y escaras.

Este tratamiento compuesto por Cupersan Clean y Cupersan Gel, está siendo evaluado por el personal médico de los recintos asistenciales y primarios de la Región de Coquimbo que se ven enfrentados día a día a las consecuencias graves del pie diabético, el cual es la amputación de extremidades a pacientes.

“Siempre son beneficiosos todos los productos que son un aporte para la salud, en especial para aquellos que no tiene prestación GES, ya que ellos tienen que correr con sus gastos y muchas veces son adultos mayores los que tiene estas úlceras y que éstas se prolongan con el tiempo debido a que la mayoría viven solos. Ellos no pueden hacer reposo, no pueden cuidarse las heridas y no pueden asistir 3 veces a la semanas a los centros de salud para tratarse”, explica Johana Pacheco, encargada de procedimientos y toma de muestras y coordinadora SAPU del Cesfam Cardenal José María Caro de La Serena.

“Con esta verdadera gira queremos ‘evangelizar’ al personal médico de cómo esta solución puede beneficiar a los pacientes diabéticos, ya que la mayoría de los productos utilizados para la curación de heridas son importadas”,  sostiene Rafael Méndez, CEO de CuperScience.

Según cifras de la OMS (organización Mundial de la Salud), en 2014, el 8,5% de los adultos mayores de 18 años tenía diabetes. En 2016, la diabetes fue la causa directa de 1,6 millones de muertes y en 2012 la hiperglucemia fue la causa de otros 2,2 millones de muertes a nivel mundial.

¿CÓMO FUNCIONA?

Cupersan (Clean y Gel)  es una solución en base al metal rojo y otros ingredientes, para tratar heridas complejas.

Según explica la profesional de la salud, el tratamiento consiste en dos pasos. “El primero, es el Cupersan Clean, que es una solución en base a cobre y ácido láctico y otros excipientes que permite la descontaminación, la limpieza y el desprendimiento del tejido faceloide necrótico en las heridas crónicas”.

“La novedad del producto es que éste permite en un menor tiempo, aplicar la solución, ya que su uso es de 5 a 10 minutos, se deja actuar y se irriga con solución de suero fisiológico”, sostiene Joahana Pacheco.

“A diferencia de otros productos, se puede volver a utilizar las veces que sea necesario durante la semana, versus otros que se usan 1 vez a la semana o cada 15 días para descontaminar un poco la herida y hacer la limpieza suficiente (…) posteriormente, se utiliza CupersanGel, este producto permite que la herida tenga una humedad suficiente, sin generar tejido macerado alrededor de la herida, para que el tejido granulatorio vaya avanzando de manera más rápida en el proceso del cierre de las heridas”, explica la profesional de la salud.

RESULTADOS: EVITAR AMPUTACIONES

La propia OMS indicó que la “amputación de miembros inferiores” es una de las principales consecuencias de la diabetes”, es por esto que la preocupación mayor es evitar que pie diabético finalice con la amputación de extremidades.

“En este sentido Cupersan resulta un aliado clave en el manejo avanzado de ayudando a cerrar heridas crónicas que no responden a los tratamientos convencionales; así como también heridas como las úlceras de pie diabético que son un problema de salud pública y al cual queremos aportar en la lucha, siendo el motivo de la gira que nos tiene visitando varios centros médicos de la cuarta región”, explicó Méndez.

 Entre los buenos resultados obtenidos, un paciente adulto mayor de unos 80 años con una herida crónica de larga data (de más de 18 meses) al usar el Cupersan Clean, logró sacar mucho sacando tejido esfacelado, limpiando profundamente la úlcera y permitiendo dejar el área con tejidos completamente granulados. Cosa que no habíamos podido lograr con otros tratamientos.

Entre los centros visitados, están el Hospital de La Serena; el Instituto de Seguridad del Trabajo; Mutual de Seguridad; CESFAM Cardenal Raúl Silva Henrpiquez; Hospital Dr. Antonio Tirado Lanas y el Nuevo Hospital de Ovalle, entre otros.

En los próximos meses, continuarán su gira a otros CESFAM y hospitales de Chile gracias a la ayuda de Corfo.

Compartir en .....