Imagen 037 - copia

Energía mantiene rol reactivador de la economía regional con inversiones por US$ 974 millones

El sector Energía mantiene el primer lugar en inversiones y en cantidad de proyectos en calificación dentro del Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental, asumiendo su aporte a la reactivación de la Región de Coquimbo en plena pandemia, según se desprende de las cifras oficiales.

Al potencial existente para continuar con el desarrollo de proyectos renovables, se suma el hecho que encabeza las inversiones proyectadas para los próximos años, en capacidad de generación solar, eólica y de nueva transmisión, con un total de 13 iniciativas por 974 millones de dólares.

Energía representa el 81 por ciento de la inversión proyectada en calificación, mientras que el sector minería registra el 17% y el agropecuario un 2%. Dicho predominio se explica por la necesidad de incorporar más capacidad renovable a la matriz, para cumplir con los futuros contratos de licitación para clientes regulados y hacer frente a las metas país en materia de descarbonización, como ha ido sucediendo en forma paulatina, lo que lleva al reemplazo de capacidad que dejará de estar disponible por otras fuentes más amigables con el medio ambiente.

El Seremi de Energía, Álvaro Herrera, indicó que “el sector energético se está convirtiendo en uno de los factores productivos más importantes que empujan el carro de la reactivación, y en el caso de nuestra Región no es distinto. La mirada de Estado con que estamos abordando el sector nos permite mirar con optimismo un futuro promisorio, con un fuerte auge de inversiones ligadas principalmente a ERNC, e infraestructura que permita seguir el camino ya proyectado por el Gobierno. Junto al Intendente Pablo Herman vemos con buenos ojos el importante porcentaje que significan este tipo de proyectos en el SEA, proyectos que respetan la normativa ambiental, pero que también coexisten perfectamente con las comunidades y además ahora impulsarán la economía y el desarrollo regional”.

La autoridad subrayó que “uno de los compromisos del Ministerio de Energía es reducir en un 25% el tiempo de tramitación ambiental a través del apoyo en la agilización de permisos sectoriales o trabas administrativas que demoren la construcción, y mencionó que existe una coordinación permanente con la Oficina de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS), la que tiene como principal objetivo promover la inversión como motor de desarrollo, generación de empleo, y bienestar de las comunidades”.

Gracias a la inversión considerada, se espera que estos futuros proyectos permitan la reconversión productiva de suelos que no tenían uso, o que se habían visto afectados por la sequía, la generación nuevos puestos de trabajo para la fase de construcción y operación de los mismos, y el encadenamiento de servicios en los sectores cercanos a estas obras.

Compartir en .....