Ecommerce

La transformación digital impulsada por la pandemia acelera nuevos formatos de locales comerciales

El ecommerce se tomó el mundo durante el 2020, pues la forma en que vivíamos se vio afectada por el confinamiento a raíz del Covid-19 y realizar las compras de manera física ya no es tan fácil como solía ser. Cosa que se ve reflejada en la actualidad. De acuerdo a datos de la Cámara Nacional de Comercio, las ventas presenciales registraron una histórica caída de 18,1% el año pasado respecto de 2019, resultado que fue contrarrestado en muchos casos por el incremento del e-commerce.

Desde la Asociación de Marcas del Retail -gremio que reúne a más de 100 marcas del sector-, aseguran que esta realidad implica un gran desafío en cuanto a responder de la mejor manera a los nuevos hábitos de los consumidores. “El mall como lo conocemos tendrá que vivir un proceso de adaptación. Las tiendas físicas van a continuar presentes, pero la convergencia con las digitales será mucho más profunda, apuntando siempre hacia la omnicanalidad”, asegura Paula Valverde, presidenta del gremio.

Hoy las personas deben cuidar su salud y quedarse lo que más puedan en sus hogares, y es por esto que se han inclinado por adquirir sus productos a través de las ventas digitales. Este cambio en los hábitos de consumo obligó a las empresas a apurar la transformación tecnológica, la que se adapta totalmente al contexto actual que se vive. Según datos de la Cámara de Comercio de Santiago, en el año 2019 las ventas a través del ecommerce aumentaron un 25% del año anterior, lo que proyectaba que para el 2020 se generará un crecimiento de entre un 15% y un 25%. Para julio del 2020 el comercio online había tenido un alza brutal de un 214%, cifra que sobrepasaba con creces el pronóstico mencionado anteriormente.

“El crecimiento del ecommerce a tres dígitos fue sostenido durante todo el 2020, cosa que era totalmente inesperada. La maravilla de todo esto, es que los sitios cada vez cuentan con mayor calidad en sus módulos y sistemas, por lo que es un modelo de ventas que se fortalece día a día”, explica Santiago Naranjo, Presidente de VTEX en Latinoamérica. El ejecutivo agrega que efectivamente, este año las caídas de las tiendas online se redujeron a pesar del incremento en la demanda. “Si antes el ecommerce era un complemento de las tiendas físicas, hoy es un aliado que cada vez está alcanzando más importancia”, enfatiza.

Pero las ventas por internet están en su mejor momento. “Las empresas exitosas están poniendo foco en la Omnicanalidad en sus estrategias digitales, lo que implica inversiones en tecnología y cambios en los procesos y en la cultura organizacional. La omnicanalidad permite que las marcas entreguen experiencias de compra extraordinarias a los clientes, incorporando, por ejemplo: compra online con retiro en tienda; compra en tienda física con despacho a domicilio; ofrecer pasillo infinito en tiendas físicas; despachos con stock de tiendas; entre otros. Tener distintos canales de venta, abastecer los pedidos desde diversas bodegas y tiendas, y ofrecer alternativas de despacho convenientes y oportunas a los consumidores  de acuerdo a sus necesidades, llevará a las marcas a diferenciarse de la competencia, en el marco de una operación más rentable, automatizada y escalable”, afirma Mario Miranda, CEO de Ecomsur.

La meta de todos es que las ventas  digitales y presenciales se complementen y vayan en la misma línea para lograr resultados positivos, en pocas palabras un estándar. Un claro ejemplo de innovacion y adaptacion esto son las dark stores, tiendas físicas cerradas al público general, ya que fueron adaptadas exclusivamente para repartidores, esto beneficia la rápida entrega de los productos comprados en el e-commerce. “Hoy una de las prioridades de los consumidores es una entrega a tiempo y rápida de su compra, y las marcas deben entender a la logística una función de ingresos más que una función de costos adaptándose al nuevo escenario. La rapidez de reparto es la clave final de una venta online exitosa”, afirma Miguel Torres, fundador y CEO de Shippify.

Este año los desafíos en el retail serán bastantes. Lo que se espera es que, en la omnicanalidad de ventas, pueda encontrar la sinergia para que funcionen como solo una máquina. El e-commerce seguirá tomando fuerza y se espera que los comercios se sigan transformando hacia lo digital, donde deberán reforzar sus páginas según el aumento de demanda, el bodegaje y la logística para entregar un servicio de calidad. Es en el encuentro de ambas formas de ventas donde se buscará el éxito en esta nueva era, pues ambas coexisten para agregar valor la una a la otra.

Compartir en .....