Discriminación-Sordos

“No puedes comprar un vehículo porque no sabes nada”: Joven sordo acusa discriminación en notaría de Talca

Rodolfo Rojas Valenzuela, joven sordo de 25 años, acusa que el sábado 13 de marzo a eso de las 10:30 de la mañana fue discriminado por funcionarios de la notaría Enrique Ortiz Schindler de la comuna de Talca. El joven denunció que la notaria suplente no le permitió hacer el contrato de compraventa de un vehículo, porque según ella, una persona sorda era incapaz de tener un automóvil a su nombre. Todo esto ocurrió mientras se encontraba acompañado de su hermana Cintia, quien además es intérprete certificada de la lengua de señas chilena.

Según el relato de Rodolfo, los jóvenes involucrados llegaron antes de que abriera la notaría para hacer la fila con otras 15 personas más, cuando de pronto, la hermana tuvo que dirigirse a otro lugar y dejó a Rodolfo en la fila. Al volver para ayudarlo con el trámite, se dio cuenta que su hermano no tenía un número de atención, a lo que el joven le responde que no escuchó al momento que los repartieron y no entendía lo que había dicho el guardia. Cintia desconcertada con lo que había pasado se acercó al guardia para explicarle la situación a lo que éste respondió: “no es mi culpa que él no escuche, los números ya se repartieron y no los vamos a poder atender”. Los demás funcionarios asintieron frente a las palabras del hombre a cargo de la seguridad, por lo que la hermana de Rodolfo pidió hablar con el notario a cargo.

Luego del incómodo momento, le explicaron a Cintia que el notario no se encontraba, por lo que tendría que hablar con la notaria suplente, la cual atendió directamente a Rodolfo y su hermana.

“La notaria me preguntó si yo podía hablar, le dije no puedo hablar y me bajé la mascarilla para emitir un sonido, a lo que ella respondió -no te entiendo nada-, y yo sé que no se me entiende, por eso necesito una intérprete y andaba con mi hermana, que, además, es intérprete certificada. La señora me dijo: ´tú no puedes comprar un auto, porque no puedes hablar, no sabes leer, no sabes nada´. Me hizo entender que no soy inteligente sólo por el hecho de no poder hablar, yo me molesté y me sentí muy mal, además me dijo que soy sordo mudo, y yo no soy mudo”, relató el joven discriminado.

Después de esto, Rodolfo explicó que la notaria le mostró un libro que tenía una ley (artículo 1447 del código civil, el cual señala que son absolutamente incapaces los dementes, los impúberes, los sordos o sordomudos que no puedan darse a entender claramente). Lo leyó y nuevamente se sintió muy mal pues dice que sabe escribir y leer y puede expresarse de manera clara por medio de la lengua de señas chilena, la cual está reconocida como lengua natural en el artículo 26 de la ley 21303).

La madre del joven, Doris Valenzuela, hizo un llamado a la ciudadanía tras la discriminación que afectó a su hijo. “Me siento muy mal con lo que le pasó, él es un niño muy inteligente, terminó su cuarto medio en el Liceo Abate Molina, tiene licencia de conducir y es profesor de lengua de señas, siempre ha logrado todo lo que ha querido. Me doy cuenta que como sociedad nos falta mucho, hay tanta discriminación y lo que le hicieron a Rodolfo no es sólo a él, hay una familia entera sufriendo detrás. Quiero que esto nunca más pase, los sordos son personas totalmente normales, la única diferencia es que no escuchan, pero a veces los más sordos somos las personas que sí tenemos audición”, lamentó.

Desde la Fundación Chilena para la Discapacidad (FChD) concentraron el problema desde algo general, identificando diversos casos similares que han pasado por esta situación.

“El problema en Chile es que no existe un ente regulador que fiscalice este tipo de lugares, no hay información accesible. Nos ha pasado con multitiendas, conservador de bienes raíces, bancos y tantos otros, donde se discrimina a las personas, no teniendo acceso a sistemas que ayuden con la comunicación de las personas que tienen algún tipo de discapacidad. No hay una obligatoriedad de usar herramientas y eso aumenta aún más la discriminación”, explicó Matías Poblete, fundador y presidente de la FChD.

Andrea Camargo, abogada y candidata a alcaldesa por Talca mencionó que “esto le ocurrió a un voluntario de mi campaña y yo no puedo quedar ajena, es algo sumamente lamentable y no debiera ocurrir nunca más. Estoy muy familiarizada con la comunidad sorda, incluso ellos me ayudaron a grabar la canción oficial de mi campaña en lengua de señas chilena, incluido Rodolfo y encuentro terrible el actuar de la notaría en cuestión”.

El proyecto de Camargo cuenta con un pilar destinado a la inclusión para Talca y entre sus principales propuestas se destaca la de tener a una persona capacitada en lengua de señas chilena en cada uno de los centros municipales que atiendan público, esto como una medida urgente para combatir la segregación.

Compartir en .....