Día Mundial de la EII 2021

Colitis Ulcerosa: nuevos tratamientos permiten mejorar significativamente la vida de los pacientes

Cada 19 de mayo se conmemora el Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal, que abarca la Enfermedad de Crohn (EC) y la Colitis Ulcerosa (CU). A pesar de que en Chile no existen datos reales de incidencia y prevalencia de la CU, estudios nacionales han demostrado que el número de pacientes diagnosticados y hospitalizados por esta enfermedad ha aumentado en el último tiempo1.

La CU es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica que suele afectar la mucosa del recto y del colon en grado variable. Puede presentar síntomas generales como fatiga, baja de peso, fiebre, síntomas digestivos, así como compromisos extra intestinales, tales como articular, dermatológico, oftalmológico y vascular, entre otros, que afectan la calidad de vida de los pacientes y sus familias, necesitando manejo multidisciplinario.

Aunque se desconocen las causas de la CU, ésta afecta a personas con una predisposición genética predeterminada con un sistema inmune intestinal que responde de forma inapropiada frente a la microbiota intestinal y a otros antígenos presentes en el lumen intestinal. Factores ambientales como el uso de antibióticos en edades precoces, antinflamatorios no esteroidales, la contaminación y el tabaquismo juegan un factor importante en el desarrollo y evolución no sólo de la CU, sino también de la Enfermedad de Crohn (EC).

¿Cuáles son los síntomas más comunes?
La CU puede presentar síntomas a los que se les conoce como brotes o bien, puede estar en una etapa de remisión, en los cuales no sólo hay ausencia de síntomas generales, digestivos y extraintestinales, sino también ausencia de actividad inflamatoria evaluada por biomarcadores, como son la proteína C reactiva (PCR), la calprotectina fecal (CF), además de la colonoscopia.

La etapa de brotes, independiente de la gravedad de la actividad inflamatoria intestinal, afecta considerablemente la calidad de vida de los pacientes, la que puede llegar a ser incapacitante. Entre los síntomas digestivos, los pacientes pueden experimentar diarrea con mucosidad y sangrado; tenesmo rectal, que es la sensación constante de evacuar, y dolor abdominal en los casos más graves. La gravedad debe ser definida según la presencia de anemia, baja de peso, fiebre, número de deposiciones, presencia de sangrado y alteraciones de laboratorio, como hematocrito y hemoglobina, hipoalbumilemia, CF y PCR.

Nuevas opciones terapéuticas
A pesar de que aún no existe una cura para la CU y la EC, en las últimas décadas se ha producido un avance en las estrategias terapéuticas que permiten alcanzar objetivos cada vez más estrictos que abarcan no solo aspectos clínicos sino también de laboratorio y endoscópicos. Es así como en los últimos años, el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal debe ser fijado por objetivos claros con una monitorización estrecha y personalizada del paciente.

La terapia biológica, sin duda, forma parte de esta realidad y debe ser considerada de manera precoz en el manejo de aquellos pacientes que presentan factores de riesgo de una evolución desfavorable, tanto en CU como en EC. De acuerdo con el Dr. Rodrigo Quera, Jefe del programa de Enfermedad Inflamatoria Intestinal de la Clínica Universidad de Los Andes, “los primeros biológicos disponibles en la EII fueron los anti-TNFα, siendo infliximab, golimumab y adalimumab las opciones para CU. Pero, lamentablemente, un porcentaje importante de pacientes con EII y, por ende, con CU, no responden a la inducción con estos fármacos o pierden respuesta durante la etapa de mantenimiento de estos biológicos”.

Recientemente, el Instituto de Salud Pública (ISP) aprobó en Chile Ustekinumab, un anticuerpo monoclonal de Janssen, compañías farmacéuticas de Johnson & Johnson, que ha demostrado una acción rápida y eficaz sostenida en el tiempo que, derivado a su seguridad, minimiza los efectos adversos y logra a su vez una mejor adherencia al tratamiento.

“Ustekinumab es un biológico dirigido contra la proteína p40 de la interleucina (IL)-12/23, que ha logrado inducir la remisión y mantener la inactividad de la actividad inflamatoria consiguiendo los objetivos, no sólo desde el punto de vista clínico, sino también endoscópico y de laboratorio con los biomarcadores (CF y PCR). A esta remisión clínica y endoscópica se suma la posibilidad de alcanzar, incluso, la remisión histológica (concepto actual de curación mucosa al sumarse a la remisión endoscópica) en pacientes con CU. Un punto que debe ser considerado al momento de decidir el inicio de un biológico, es su efectividad y seguridad. Ustekinumb ha demostrado tener un óptimo perfil de seguridad si evaluamos el riesgo de infecciones y el desarrollo de neoplasias. Además, a diferencia de los anti-TNFα, no necesitaría el uso de inmunosupresores asociados (comboterapia)”, indica el Dr. Quera.

Igualmente, el especialista agrega que “actualmente, solamente están disponibles en la Ley Ricarte Soto los tratamientos anti-TNFα para colitis ulcerosa y Enfermedad de Crohn. Es necesario, para un mejor manejo de los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII), que en esta ley ingresen los nuevos biológicos y las moléculas pequeñas que están disponibles en Chile. Sin duda, la posibilidad de entregar todas las opciones terapéuticas a los pacientes con EII mejorará su calidad de vida, disminuyendo la necesidad de uso de corticoides, hospitalizaciones y cirugías”.

Importancia del diagnóstico temprano y tratamiento oportuno

La campaña #Sigasinpausa nace como una iniciativa de Janssen, Compañías Farmacéuticas de Johnson y Johnson, en colaboración con la Organización Panamericana de Crohn y Colitis (PANCCO), y forma parte de los esfuerzos conjuntos que han venido realizando para educar sobre la EII, sus posibles causas y síntomas y enfatizar sobre la importancia de un diagnóstico temprano y un tratamiento oportuno y adecuado para controlarla.

#Sigasinpausa propone un mensaje esperanzador. A pesar del impacto negativo que la EII tiene en la vida de los pacientes que la sufren y su entorno, hoy la investigación y los avances en innovación hacen posible que se controlen los síntomas, permitiéndole a las personas con EII que continúen su vida, realicen sus actividades cotidianas, se reincorporen a su vida laboral y puedan lograr sus sueños.

Compartir en .....