AGRO2

Seremi de Agricultura: “Contar con un seguro silvoagropecuario es clave para enfrentar los fenómenos climáticos”

Con motivo de la presencia de fenómenos climáticos como las heladas, que se han presentado durante estos últimos días, principalmente en zonas de valles y sectores secanos costeros de la región, desde la Seremi de Agricultura, están reforzando el llamado a la contratación de Agroseguros, orientados a proteger el capital de trabajo de productores silvoagropecuarios.

Herramienta con subsidio del Estado, que permite a los agricultores, productores caprinos y apicultores, entre otros, asegurar su patrimonio e inversión, ante los riesgos a los que está expuesta su actividad, como la escasez hídrica, heladas, granizadas, fuertes vientos, nevadas y lluvias excesivas o extemporáneas.

Desde la Seremi de Agricultura, señalaron que el trabajo de la cartera se enfoca en incentivar a los productores a que cuenten con un seguro agrícola. Destacando que es un instrumento financiero importante, que cobra mayor fuerza al evaluar la siniestralidad que generan algunos fenómenos climáticos.

“Como ministerio, estamos constantemente informando a nuestros productores sobre la importancia de este instrumento, contar con un seguro silvoagropecuario es clave para enfrentar los fenómenos climáticos, porque les garantiza una protección de sus producciones ante este tipo de siniestros. Labor que es reforzada en este período del año, donde se enfrentan a diversos fenómenos adversos, que les generan importantes pérdidas en su capital de trabajo”, comentó el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes.

La autoridad además sostuvo que, “lamentablemente no todos cuentan con esta cobertura, lo que complejiza aún más el panorama. Esta no es la primera vez que vivimos la presencia de estos fenómenos, y nuestros productores que han sido afectados en años anteriores, al tener este respaldo, han logrado recuperar el capital de trabajo que han invertido en sus unidades”.

Proceso de liquidación del siniestro 

Con relación al proceso de liquidación de un siniestro, desde agricultura explican, que el primer paso es el denuncio por parte del asegurado, que debe ser presentado hasta 7 días desde la ocurrencia del evento climático, mientras que para los usuarios de INDAP, existe un plazo de 17 días corridos. Con el objetivo de que la compañía aseguradora asigne una visita al terreno afectado, para determinar la causa del siniestro y la superficie dañada, entre otros parámetros de medición, inspección que se puede desarrollar en un máximo de 30 días, lo que permite el levantamiento de un informe de liquidación, donde se determina si las pérdidas están asociadas a eventos cubiertos por el seguro. El plazo de entrega de este informe es de 45 días, desde la fecha en que se realiza la inspección al cultivo.

“Lo importante es que realicen lo antes posible la denuncia, señalando sus datos personales, el cultivo afectado, la fecha y causa del siniestro, además del nombre y ubicación del predio. Esto permite que se pueda concretar una visita al lugar dañado, para medir los parámetros de la afectación, verificar la causa, la superficie afectada, entre otros factores, para elevar un informe de liquidación, cuyo plazo de entrega es de 45 días a contar desde que se realiza la visita en terreno”, indicó Órdenes.

Algunos de los cultivos asegurables en la región de Coquimbo son: avena, maíz, trigo, ají, pimiento, ajo, ají, alcachofa, arveja, betarraga, brócoli, cebolla, lechuga, melón, papa, pepino, repollo, sandía, poroto verde, poroto granado, tomate, sandía, repollo, zapallo, entre otros. Además, cuentan con seguro con subsidio estatal, las abejas, ovejas y bovinos.

Compartir en .....