762197AE-62D6-447A-B43B-0CB4EB912866

Un virus que no da tregua y el inicio de una nueva era digital

A casi un año y medio de la pandemia, vemos que el mundo cambió, pero todavía hay mucha incertidumbre sobre qué va a pasar. Hubo mucha conversación sobre una nueva normalidad, pero en verdad es difícil saber cuándo llegará y cómo va a ser. Las consecuencias económicas y sociales de la pandemia son profundas y aún no es posible prever qué tan grande serán. Sin embargo, han habido cambios importantes y algunas cosas parecen haber cambiado de manera definitiva. Es el caso de la jornada digital de las empresas, su uso de tecnología y del mercado laboral.

Nosotros como consultora global de software, tenemos el privilegio de ver los desafíos y usos de tecnología por compañías en todo tipo de industria a nivel mundial y es evidente que la pandemia impulsó las jornadas digitales de muchas empresas. El trabajo remoto y los hábitos digitales de las personas cambiaron totalmente la forma en que muchas compañías interactúan con sus consumidores y partners. Con eso, el rol de la tecnología es más grande que nunca y modernizar su parque tecnológico es sumamente importante. En Thoughtworks creemos que los innovadores digitales tienen una mentalidad muy especial, y hoy en día la búsqueda por esa mentalidad, y por las herramientas que permiten sostenerla es muy fuerte. Para los líderes de compañías mundiales y locales es crucial una mentalidad con la tecnología al centro del negocio para avanzar la ejecución de cambios positivos.

Los cambios en el mercado laboral también siguen siendo gigantes. Si bien aún es imposible saber cómo va a ser la dinámica de trabajo en los próximos años, parece seguro que no va a volver a ser como antes. Por un lado, todos han experimentado el trabajo remoto y lo que parecía imposible es la realidad hoy en día. Por otro lado, tampoco está totalmente comprendida la dinámica de trabajar remotamente y aún hay muchos desafíos por delante. Además, se cambiaron las expectativas de los trabajadores – permitir trabajo remoto es, para algunas industrias, crucial para atraer y retener talento. Deloitte, por ejemplo, instauró que sus colaboradores pueden trabajar desde casa indefinidamente, Cloudflare, por su parte, está rediseñando sus oficinas para colaboración, creatividad y socialización; y la carta de empleados de Apple demuestra que simplemente trabajar remotamente algunos días de la semana sin flexibilidad puede no ser suficiente.

Una vez que las barreras geográficas están muy distintas, también es posible apalancar la búsqueda por más talento y diversidad, características cada vez más reconocidas como fundamentales para la creatividad y productividad de un equipo. Pero hay que cuidar de la experiencia de trabajo de las personas y de las prácticas de trabajo de los equipos. En junio de 2021, Lynda Gratton profundizó en su artículo “How to do Hybrid Right” de Harvard Business Review, sobre la importancia de considerar no sólo la geografía del trabajo remoto, sino también el desplazamiento de tiempo. La dinámica de home office muchas veces requiere que la persona tenga horas distintas de trabajo. ¿Cómo permitir que el trabajo en equipo siga siendo productivo y la comunicación adecuada?

Nosotros en Thoughtworks trabajamos de manera remota hace más de veinte años, construyendo software para nuestros clientes desde otros países y zonas horarias. Sabemos de la importancia de temas como infraestructura, comunicación virtual, soporte a personas y diferentes prácticas sociales para trabajar remotamente.

Finalmente, es muy importante poner atención en quienes no tienen el privilegio de trabajar remotamente, ya que hay estudios que demuestran que la mayoría de los trabajadores remotos tienen privilegios, como buena educación y empleo formal. Personas que necesitan cuidar de otras o niños – y que, usualmente, son mujeres – tienen doble trabajo en una situación de pandemia.

Por: Alexey Villas Boas, Managing Director de Thoughtworks Chile

Compartir en .....