Embarazada

¿Cómo generar huesos fuertes desde la gestación?

La última Encuesta Nacional de Salud (ENS) de 2016/2017 encontró que el 84% de las mujeres entre 15 a 49 años presenta algún grado de deficiencia de vitamina D. Esta alarmante cifra deja en evidencia que las mujeres en edad fértil en el país tienen niveles bajos de esta importante hormona, asociándose frecuentemente a un peor desarrollo mental, motor y del lenguaje de sus hijos, así como a la salud ósea y no prevención de raquitismo en niños.

“Todo niño que está en crecimiento debería recibir Vitamina D. Recordemos que en la década de los 60 en Chile el Ministerio de Salud entregaba a los colegios y a los lactantes de entre uno y seis meses 600 mil unidades de esta hormona debido a la desnutrición y el raquitismo de esos años. Por la falta progresiva desde los ‘80 ahora vemos en niños y adolescentes patologías severas de manera cada vez más recurrente, principalmente entre los trotadores que se arrancan un pedazo de hueso calcáneo produciendo una fractura, de manejo complejo y que puede dejar secuelas. En estos jóvenes hoy es más fácil que tengan una fractura a que se corten un ligamento”, enfatiza el especialista en patologías óseas y ginecólogo, Dr. Carlos Rencoret.

Las causas de deficiencia de vitamina D más comunes en niños, embarazadas y tercera edad son:

  • Disminución de la síntesis de vitamina D, por falta de exposición al sol.
  • Ubicación geográfica.
  • Ingesta disminuida.
  • Obesidad (reduce los niveles de vitamina D en sangre)
  • Interacción con fármacos.

Las mujeres durante su período gestacional se deben suplementar con vitamina D, ya que los beneficios durante el embarazo son de vital importancia para garantizar la buena salud del lactante, un correcto crecimiento y el desarrollo normal de sus huesos cuando son niños.

Además, aporta al buen funcionamiento del sistema inmune de los recién nacidos. De hecho, las normas locales establecen se debería suplementar a todo niño con al menos 400- UI/día.

El estudio “Determinación de vitaminas y minerales en niños chilenos entre 4-14 años de edad”, realizado en el 2019 por Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile y equipos universitarios, mostró al país como uno de los que está reportando el mayor déficit de vitamina D descritos en la literatura internacional, señalando que un 75% de niños en Santiago tienen una carencia de un 75%, 84% en Concepción y 78% en Antofagasta. Cifras similares ya se habían observado en países nórdicos, sin embargo, las autoridades de manera visionaria agregaron este suplemento en la alimentación en esta parte del mundo.

“Hemos visto que en los países nórdicos hoy no existe déficit de vitamina D, ya que se dieron cuenta en los años ‘60 que ellos no podrían recibir los rayos UV por la falta de sol, por lo tanto, la alimentación por ley se suplementó con ella, además del alto consumo de bacalao y salmón en esa geografía. Entonces ellos no tienen este tremendo problema”, comenta el especialista.

En este sentido, la propuesta del Centro de Políticas Públicas UC de julio de 2020 indica que lo importante es la fortificación alimentaria con vitamina D para la prevención y tratamiento de la deficiencia de este micronutriente en la población chilena, por lo cual ya se presentó un proyecto de ley que establece la obligación para las empresas de productos lácteos de suplementar con vitamina D todos sus productos.

Compartir en .....