Cargos_tech

Cazatalentos aborda los principales desafíos y tendencias laborales post pandemia

Sin duda, la pandemia del Covid-19 no sólo vino a cambiar nuestras vidas, sino que también todo lo relacionado con el mundo del trabajo. Es así como, por ejemplo, las restricciones a la movilidad de las personas impulsaron el uso de tecnologías como Zoom, Google Meet o Teams, lo que modificó la manera en que nos reunimos y comunicamos. Asimismo, este panorama potenció la oferta de servicios en la Nube y extendió las redes corporativas de las empresas a los domicilios de los colaboradores, mediante el Teletrabajo, pasando el comedor a ser el nuevo escritorio.

Así lo sostiene Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter, firma especializada en la búsqueda y selección de talentos TI, quien señala “Todo esto generó incertidumbre y temor, produciéndose en los primeros meses muchos despidos de trabajadores y el congelamiento de numerosos proyectos que estaban en carpeta en distintos sectores. Sin embargo, en la medida que la situación fue evolucionando positivamente, la confianza de los mercados volvió a elevarse y muchas empresas adelantaron inversiones previstas para el futuro y la búsqueda de profesionales volvió a activarse en Chile”.

En este contexto, el cazatalentos señala que muchas personas se vieron en la obligación, al no encontrar trabajo en su campo de especialización, a reinventarse ya sea aprendiendo un nuevo oficio o emprendiendo un nuevo negocio.

“Uno de los aprendizajes que nos dejó la pandemia fue que ningún trabajo es para siempre y que hay que saber adaptarse a los cambios del entorno. Asimismo, es importante tener claro que los conocimientos pueden quedar desactualizados de un minuto a otro, por lo que es importante aprender y estudiar constantemente para estar actualizados”, manifiesta Toselli.

En este sentido, el profesional mencionó los siguientes desafíos y tendencias en el plano laboral para los próximos años:

  • Auge de las plataformas de aprendizaje. La pandemia no sólo vino a incentivar el Home Office, sino que también el uso de plataformas orientadas a la formación y capacitación a distancia. El e-learning adquirió una importancia enorme en tiempos de la emergencia sanitaria, pues junto con ser un camino seguro permitía a las personas aprender sin moverse de su lugar. Esta tendencia se mantendrá en el tiempo.
  • Incorporación de la IA en el área de RRHH. El avance de esta tecnología está cambiando diversas áreas en las empresas. Una de ellas es la de RRHH, en donde procesos como la búsqueda y selección, entrevistas de trabajo y evaluaciones de desempeño, por mencionar algunas, están efectuándose en base al análisis de datos y algoritmos.
  • Aumento de la adopción del trabajo híbrido. Coincidiendo con el inicio de la pandemia, en Chile se dictó en marzo del 2020 la ley que permite el teletrabajo y el trabajo a distancia, normativa que flexibiliza las actividades laborales y mejora la calidad de vida de las personas. Sin embargo, cada vez son más las compañías que están adoptando el trabajo híbrido, combinando días presenciales con jornadas remotas.
  • Nuevas estructuras organizacionales. Los aforos en las oficinas, el auge del teletrabajo y la necesidad de contar con organigramas más planos para responder con mayor agilidad a los cambios del entorno y demandas de los clientes y proveedores, ha llevado a que las empresas sean cada vez más planas y funcionales.
  • Salud mental y emocional de los trabajadores. Si al comienzo de la pandemia fue el cuidado de la salud física de los colaboradores lo que concentró la preocupación de las organizaciones, actualmente y en el futuro será la salud mental y emocional de ellos. “Esta tendencia se orientará a lograr un mejor equilibrio entre la vida personal y familiar de los individuos y su vida laboral”, menciona el ejecutivo de IT Hunter.
  • Falta de trabajadores especializados. Otro reto que deben enfrentar las organizaciones es la escasez de especialistas en ciertas áreas como, por ejemplo, las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC). Si bien este sector no se vio tan afectado por la pandemia como otros rubros, hoy existe un gran déficit de profesiones tecnológicas dado el avance del comercio electrónico, ciberseguridad y transformación digital. Algunas cifras señalan que, anualmente, en Chile hay una brecha cercana a los 10 mil talentos TI.
  • Fidelización de los talentos. Dado que las prioridades cambiaron post coronavirus- y hay mucho profesional valioso que no quiere seguir trabajando en lo suyo o que tomó la decisión de laborar menos horas o, simplemente, quiere hacer un giro profesional- cada vez es mayor el número de talentos que se están yendo de las organizaciones, lo que impone a estas el reto de desarrollar políticas muy atractivas e innovadoras para retener a ese importante capital humano.
  • Valorización de nuevas habilidades y destrezas. Otro hecho importante que estableció la llegada del Covid-19 en el mundo laboral se vincula a la necesidad de los trabajadores de contar con nuevas habilidades y destrezas, tales como manejo de herramientas de videoconferencias y de aplicaciones para interoperar con la Nube, mayores conocimientos sobre las amenazas informáticas, capacidad para adaptarse a los cambios, manejo del estrés, orientación a resultados, trabajo colaborativo, etc.
Compartir en .....