17.7 C
La Serena
Domingo, Enero 23, 2022
spot_img
spot_img

Evaluación de Omicron y otras variantes de Covid para garantizar la eficacia de la prueba de antígeno

Las nuevas mutaciones de COVID-19 han generado testeos para ver si los test detectan la nueva variante Ómicron. Sobre este punto, el Dr. Oscar Guerra, Director Médico Regional de Abbott sostuvo que “ya hemos realizado una evaluación de la variante Ómicron y tenemos suficiente evidencia de que nuestras pruebas rápidas y de PCR pueden detectar el virus. Si bien la nueva variante contiene mutaciones en la proteína “spike”, las pruebas rápidas y de PCR de Abbott no se basan dichas proteínas para detectar el virus”.

Abbott fabrica actualmente más de 100 millones de pruebas rápidas y de PCR de COVID-19 al mes para ayudar a satisfacer la mayor necesidad de pruebas en todo el mundo.

El Dr. Guerra agregó que “el proceso de evaluación de variantes y pruebas de estrés de nuestras pruebas no se detienen con las variantes actuales. Estamos recolectando activamente muestras del mundo real y utilizando cultivos virales para verificar que las pruebas detectan continuamente cepas circulantes. Sabemos lo importante que es que las pruebas puedan detectar nuevas variantes independientemente de dónde se encuentren”.

A través de la Coalición de Defensa contra la Pandemia de Abbott, existe una red de colaboradores de investigación, académicos y de salud pública ubicados estratégicamente en todo el mundo que están secuenciando activamente virus para buscar la próxima amenaza viral, incluidas las variantes de COVID. El Director Médico de la compañía, informó que “tener esta red establecida permite compartir rápidamente nueva información y la capacidad de proporcionar muestras rápidamente en días, en lugar de semanas o meses, para que podamos verificar nuestras pruebas. Estamos activamente comprometidos con nuestro socio en Sudáfrica en Ómicron. Este tipo de colaboración global es fundamental para combatir estas variantes y la pandemia”.

Agregó que “también tenemos un equipo completo de científicos dedicados a monitorear las variantes de COVID-19. Hasta la fecha, hemos analizado cuidadosamente más de 1,4 millones de secuencias de 63 variantes diferentes y ninguna ha afectado la capacidad de las pruebas de diagnóstico para detectar el virus. Y tan pronto como la secuencia de Ómicron estuvo disponible, nuestros científicos trabajaron sin parar para evaluarla y determinaron que las mutaciones no afectarían la capacidad de nuestras pruebas rápidas y de PCR para detectarla”.

La Dra. Cecilia Tapia, experta en diagnóstico molecular y coordinadora de enlace de laboratorio de la Clínica Dávila, expresó que “las variantes han cambiado fundamentalmente el panorama y la trayectoria de la pandemia en todo el mundo. Ahora más que nunca, las pruebas siguen siendo una parte fundamental de nuestra respuesta al COVID-19”.

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
3,809SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img