15.7 C
La Serena
Martes, Noviembre 29, 2022
spot_img

Las deudas de la independencia: ¿Qué celebramos el 18 de Septiembre?

Para la mayoría las fechas patrias son días de fiestas y descanso. Para algunos pocos, repitiendo lo que se enseñó en la escuela, dirán con orgullo que representa el “primer grito de independencia”, con el establecimiento de la Primera Junta Nacional de Gobierno en 1810. Siendo objetivos, solo con el Acta de Independencia, firmada en Concepción el 1° de enero de 1818, podríamos hablar de independencia “política”.

Tras la ocupación napoleónica de España y la usurpación del trono del Rey Fernando VII por José I Bonaparte en junio de 1808, en Chile se repitió el proceder de la mayoría de las otras colonias americanas del Imperio español. En realidad, aunque hoy lo consideremos como primer paso hacia la independencia, su pretensión inicial nunca fue ésta. Fue un acto de fidelidad a la monarquía, pro” derechos de Fernando VII”.

También se nos dice que las Fiestas Patrias pretenden resaltar las costumbres y tradiciones típicas de la identidad que conforman la “chilenidad”. Habría que preguntarnos qué es realmente la chilenidad. La mayoría de culturas llamadas nacionales fueron imposiciones de símbolos y rituales de los sectores dominantes, luego vía popularización y por el proceso educativo formal se internalizan en cada uno de nosotros. Pero en este corto articulo nos interesa más preguntarnos: ¿qué cambio realmente con la independencia?

En toda América, a pesar de la alta significación de la ruptura colonial con respecto a España, a pesar de algunos cambios ocurridos en el plano jurídico, la realidad económica, política y social pocas transformaciones estructurales presenciaron: 1) La Propiedad Territorial: La economía sigue siendo predominantemente agrícola y antiguos y nuevos dueños seguían monopolizando la tierra. 2) La Mano de Obra: Aun muchos años después de la independencia siguió existiendo esclavitud y el trabajo servil. 3) En lo Político: A pesar de reconocerse en las mayorías de constituciones “la igualdad”, lo cierto es que el poder político siguió concentrado en una élite, la de los blancos criollos, para elegir y ser elegidos había que contar con propiedades, títulos, ser alfabetas, que sólo eran privilegios de pocos. 4) Social y Cultural: Como es lógico, el marginamiento de las mayorías de la propiedad territorial y el poder político, se reproduce en los derechos civiles y un casi nulo derecho a la educación. 5) En el plano de nuestras relaciones internacionales: si bien rompimos con España, entramos a una era de dependencia económica con las nuevas potencias, Inglaterra y los EEUU. 6) Tenemos una historia que da protagonismo al papel del caudillo, de los militares, de lo político y margina el papel que han ocupado las mujeres, nuestros indígenas, los descendientes afroamericanos, que han sido excluidos no solamente de la estructura social y económica sino también del tratamiento que le da la historia.

Por: Dr. Pedro Rodríguez Rojas – Director (I) Carrera de Sociología- Universidad Central-Sede Coquimbo. 

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,237SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img