12.7 C
La Serena
Domingo, Junio 16, 2024
spot_img

Año Nuevo: ¿Qué hacer con los niños durante un viaje largo?

Es usual que surjan preguntas como ¿Cuánto falta? ¿A dónde vamos? O ¿Por qué nos demoramos tanto? Las expresan los niños para denotar su inquietud y cierta impaciencia cuando se trata de un viaje extenso.  Por eso ¿cómo nos podemos preparar? Y ¿cómo entretener a los más pequeños en los trayectos?

RetroTour

Francisca Espinosa, directora de la carrera de Terapia Ocupacional de la Universidad San Sebastián dice que es lógico que los niños y niñas se sientan intranquilos frente a un traslado de varias horas ya sea en bus, automóvil o avión.  Por eso señala que los padres o adultos responsables deben organizar y planificar previamente el viaje.

“Hay que evaluar bien el horario del viaje y que se acomode a las rutinas diarias de los niños y niñas. En general, en la infancia se trata de rutinas bien estructuradas y por eso lo que se pretende es que este viaje encaje lo mejor posible con los horarios habituales para comer y descansar”.

Respecto a que se puede hacer durante el viaje para captar la atención de los niños y evitar su ansiedad, la terapeuta ocupacional sostiene que todo va a depender de la duración del traslado y la definición del o los lugares donde habrá una detención para descansar en medio del viaje.

“Pensemos en el contexto más adverso en un traslado de 8 o 9 horas al sur del país. Lo que se sugiere es que durante ese tiempo se planifiquen una serie de actividades que permitan que los niños y las niñas puedan ir variando la rutina. Si vamos a viajar en automóvil, bus o avión debemos tener juguetes o implementos, especialmente aquellos que son los favoritos de los niños y niñas para que se puedan entretener o distraer”, afirma la académica.

Y añade que también se pueden incluir ayudas extra que les permitan a los padres a enfrentar situaciones de ansiedad y “cuando sus hijos se ponen más sensibles y no logran controlar sus emociones. En este caso se puede recurrir a objetos sorpresa como libros o juguetes nuevos que les generen una mayor motivación”.

¿Qué rol cumplen las pantallas?

Justamente lo que uno intenta en los viajes es que los teléfonos móviles, tablets o computadores se usen el menor tiempo posible.

“Es cierto que las pantallas ya son parte de las actividades cotidianas de los niños especialmente cuando se trata de los juegos que utilizan en ellas, pero no hay que olvidar que un viaje es un contexto distinto y permite sacar a los niños de su espacio de confort para ofrecerle una nueva experiencia”, plantea la docente USS.

Y advierte que muchas veces, los dispositivos electrónicos provocan un exceso de alerta y estímulo en los menores lo que puede interferir en sus horarios de descanso y sueño. Sin embargo, la académica indica que en algún momento del viaje ellos pueden usar una tablet o teléfono para ver una película o jugar, pero no es la idea que estén conectados a una pantalla durante todo el viaje.

En esa línea, propone que los padres y los niños puedan destinar tiempo a jugar: cantar canciones que les gusten, jugar a las adivinanzas o sumar la cantidad de autos que vean en la carretera determinado color, son infalibles que siempre hay que utilizar.

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,319SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img