erizo-pequeño

Estudio sugiere que la acidificación y calentamiento oceánico afectarían distribución del erizo

Un nuevo estudio, publicado por Science of the Total Environment, concluye que las respuestas del erizo de mar (Loxechinus albus) a cambios de acidez (pH) y temperatura del océano tienen el potencial de afectar la distribución geográfica de esta especie, con posibles consecuencias ecológicas y económicas.

“Los 4 grupos experimentales estudiados muestran altos niveles de adaptación en cuanto a crecimiento y supervivencia. Sin embargo, los resultados evidencian que la acidificación y el calentamiento oceánico tienen importantes efectos reduciendo la tolerancia térmica de esta especie de erizo”, explica el Dr. Patricio Manríquez (CEAZA), autor principal de la publicación.

En el futuro se espera que esta especie sea más vulnerable al estrés térmico, asociado al evento El Niño o al cambio climático. “En consecuencia, se redefiniría el nicho térmico de esta especie, disminuyéndolo si se experimentan olas de frío o calor”, agrega el investigador.

Tolerancia térmica

El científico aclara que la tolerancia térmica permite a los organismos adaptarse a cambios de las condiciones de temperatura en el entorno, sin estresarse o afectar su sobrevivencia.

“En este estudio trabajamos con pequeños ejemplares del erizo comestible a dos temperaturas: 15ºC, correspondiente al promedio actual en que viven los ejemplares de la población estudiada y 20ºC, simulando un aumento”, detalla.

Dentro de cada temperatura se experimentó con erizos en condiciones de pH normal (7.8) y también en niveles esperables en el futuro cercano (7.4) en su ambiente, debido al aumento de la acidez del mar.

Acidificación del océano

El fenómeno se presentaría debido a la disminución de los niveles normales del pH del mar en el futuro cercano, debido al excesivo ingreso de dióxido de carbono al océano desde la atmósfera.

Otros de los efectos descubiertos que generaría la acidificación oceánica serían la descalcificación o debilitamiento de las conchas de diversos moluscos u organismos, como los erizos. También impactaría negativamente el crecimiento del plancton, organismos muy pequeños y abundantes que forman parte esencial de la alimentación de peces y ballenas, entre otros animales marinos.

Importancia del erizo

El erizo de mar es un herbívoro costero que habita en parte de la costa del Océano Pacífico sudamericano. En general, en el ambiente natural está expuesto a variados niveles de temperaturas, por lo que cuenta con potencial fisiológico para adaptarse a su modificación.

Según información de la FAO, publicada por ProChile, en 2013 Chile produjo 30.446 toneladas de erizo con caparazón, lo que representa alrededor del 40% de la producción mundial de ese recurso.

Junto al Dr. Manríquez, participaron en el trabajo los investigadores Claudio P. González (CEAZA/LECOT), Katherina Brokordt (UCN/CEAZA), Luis Pereira (UCN), Rodrigo Torres (CIEP/IDEAL, Chile), Maria E. Latuca (LEFyE/CADIC-CONICET), Daniel Fernández (LEFyE/CADIC-CONICET/U. Tierra del Fuego, Argentina), Myron A. Peck (Institute of Marine Ecosystem and Fishery Science, University of Hamburg, Alemania), Andrea Cucco (CNR-IAMC, Italia), Fabio Antognarelli (CNR-IAMC), Stefano Marras (CNR-IAMC, Italia), Paolo Domenici (CNR-IAMC, Italia).

Esta investigación está enmarcada en el proyecto Climate driven Changes in the Habitat Suitability of Marine Organisms (CLIMAR, ELAC2015/T01- 0495). La iniciativa fue financiada por Network of the European Union, Latin America and the Caribbean Countries on Joint Innovation and Research Activities, a cargo en Chile del Dr. Manríquez.

Fuente: CEAZA

Compartir en .....

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.