Géiser anticipa la llegada de La Pequeña Gigante

Santiago, 28 de enero de 2010 (UPI). Más de 700 mil chilenos fueron testigos de la ternura que transmitió La Pequeña Gigante el año 2007 cuando llegó a Santiago tras un rinoceronte que, supuestamente, destruía todo a su paso. Así, el despertar de los capitalinos estuvo adornado por buses y automóviles volcados y chocados.


En esta ocasión, a un día de que la marioneta de 6 metros de alto reaparezca en la capital, cientos de personas vieron como a las 7 de la mañana en la Plaza Venezuela, ubicada frente al Mercado Central, aparecía un géiser dejando un agujero en los adoquines y que comenzó a lanzar enormes columnas de agua cada cinco minutos. Los transeúntes quedaron impactados, y también bastante mojados, aunque esto no importó. Lo más destacable para quienes han sido testigos del inesperado suceso es lo maravilloso de la intervención artística. La instalación, que simula un géiser, es la forma que la tierra tiene de darle la bienvenida tanto a La Pequeña Gigante, que visita el país por segunda vez, como a su tío, el Señor Escafandra. Ambas marionetas traídas por la compañía francesa Royal de Luxe para que celebren con los chilenos el Bicentenario, en el marco del Festival de teatro Santiago a Mil.

Compartir en .....