Desastre en Rancagua: Colo Colo cae e hipotecó su opción al título

ColoColo-RancaguaLos albos hipotecaron enormemente su opción al título al caer este domingo como visitante por 2-1 ante O’Higgins, en compromiso correspondiente a la 33ª y penúltima fecha del Campeonato Nacional 2010.


Pese a comenzar mejor en el gramado del Estadio El Teniente, el elenco albo se fue quedando con el correr de los minutos ante un ordenado cuadro ‘Celeste’ y sobre el final entró en la desesperación por no tener el fútbol suficiente para apostar al menos a un empate.

El elenco que dirige Marco Antonio Figueroa jugó con inteligencia en los momentos más algidos de la brega, mientras que el ‘Cacique’ sólo apeló a algún acierto individual al no encontrar la manera de brindar un buen juego asociado.

Cuando el cuadro popular tenía la esférica en la Sexta Región, Samuel Teuber silenció a los 19 minutos a la Garra Blanca con la apertura de la cuenta para el local. Lucas Ojeda pivotea en el área, tras centro por derecha, y el nacido en Chuquicamata remató bajo al palo derecho de Francisco Prieto.

Ambos elencos tendían a hacer daño más por el lado derecho. De ahí nació el gol de O’Higgins y luego la paridad de Colo Colo. A los 31′ avisó el dueño de casa con un soberbio zapatazo de Ojeda que dio en el poste superior, cuando Prieto estaba vencido.

Ya en el complemento, los pupilos de Diego Cagna salieron con todo en busca del empate que le diera esperanzas de dar vuelta el partido y lo consiguieron a los 52′ con conquista de Esteban Paredes. El seleccionado chileno recibió con ventaja de Toro y definió cruzado de derecha ante la salida de Elduayén.

Las ilusiones albas tuvieron un duro tropiezo sólo cuatro minutos después del 1-1. Yerson Opazo, la figura del partido, centro desde la derecha para Gutiérrez que remató al palo izquierdo, y el rebote le quedó a Lucas Ojeda para dejar en ventaja a los rancagüinos.

Colo Colo sintió el golpe por el segundo tanto local. Se desesperó y esto tuvo como efecto la expulsión a los 76′ de Rodrigo Meléndez, por doble amarilla, y la de Paredes a los 77′ por insultar al árbitro Jorge Osorio.

Una derrota alba que genera la celebración de Universidad Católica, que a falta de una fecha es el líder exclusivo con 71 unidades y con sólo un empate ante Everton en San Carlos gritará campeón y alcanzará la décima estrella en el profesionalismo.

Compartir en .....