En Monte Patria realizaron homenaje a Wenceslao Vargas Rojas

WensesladoEl 16 de noviembre de 1993, la Escuela Básica F-234 de la localidad de Rapel, toma el nombre de Wenceslao Vargas Rojas. Reconocido como héroe patrio, fue partícipe con sólo 17 años del combate naval de Iquique, como grumete de La Esmeralda.


Tras sobrevivir al ataque es el único grumete que ha sido elevado al grado máximo del escalafón naval y además el último sobreviviente de La Esmeralda en fallecer en 1958 de 97 años. Sus valores patrios y su origen hacen que todos quienes estudian en la escuela de Rapel conozcan la historia de quien da vida al nombre de su establecimiento.

Pero a pesar de ese recuerdo, jamás se le había rendido un homenaje, en el cual participara toda la comunidad del pueblo, es por ello que el colegio presentó un proyecto al municipio, para destacar su figura en el año del bicentenario. Fue así que se realizó una ceremonia cívica, con la presencia del Gobernador Marítimo de Coquimbo, las máximas autoridades comunales y familiares del héroe local.

Para la hija del recordado grumete, Rosa Vargas, este homenaje fue emocionante, “estoy  feliz junto a mi hija y mis nietos que viven en Rapel, porque mi padre se lo merecía, más en el lugar donde nació. El era un hombre que siempre nos contaba de su relación con Prat y mantuvo su buen humor hasta que falleció”.

Por su parte el Gobernador Marítimo de Coquimbo, Capitán de Fragata,  Erick Solar, manifestó su alegría por estar en la conmemoración y señaló que se iniciarán acercamientos mayores con la comunidad de Rapel, “estamos felices de acompañar a la comunidad en esta conmemoración de un héroe de la patria que pertenecía a nuestra rama y además nos hemos comprometido como Gobernación Marítima y Armada para que los niños de acá nos conozcan más y viajen a Coquimbo, puedan navegar y sentir lo que sentía Wenceslao Vargas”, concluyó.

La idea, según las autoridades presentes, es que no tengan que pasar otros cien años para recordar a Wenceslao Vargas, y que esta demostración de orgullo de la comunidad por un hombre nacido en sus tierras se realice año tras año, como lo confirmó el director de la escuela de Rapel,  Enrique Alcayaga, “tenemos la obligación de realizar un evento con la comunidad año a año, que recuerde a nuestro héroe y que no exista nadie que no sepa de la gesta de este rapelino”.

Esta celebración, que surge desde el colegio Wenceslao Vargas contó con el apoyo logístico y económico del municipio, a través de un proyecto de subvención aprobado por el concejo municipal.

Compartir en .....