Gobierno Regional visita y promueve proyecto de manejo caprino en zonas rurales

CabrasLa Serena, 24 de noviembre.-  (Por Estefanía Aldea) Este jueves se realizó una visita al predio de la Señora Nury Muñoz, ubicado en la localidad de la Chupalla, en la comunidad Agrícola Caldera y Damas. Ella como usuaria del PADIS y dedicada al ganado caprino hace más de 15 años en esa comunidad, es un ejemplo de la propuesta que hoy  está promoviendo el Ministerio de Agricultura, a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario.


Este pretende reducir el ganado caprino en forma gradual, para dar sustentabilidad al rubro, ajustando la masa caprina y  mejorando el manejo técnico de los productores, de modo que éstos obtengan más ganancias con menos animales. La idea es lograr que los animales produzcan más leche y carne, y que estén más sanos; que los crianceros cuenten con fuentes de ingreso alternativas, electricidad y espacios adecuados para la quesería y otras labores.

Al respecto, la Señora Nury Núñez  y su marido Jorge Díaz, con 12 años de experiencia en mejora de raza caprina, han logrado reducir el rebaño de sus animales a menos de la mitad en 3 años, pero al mismo tiempo, mejoraron sus condiciones de vida familiar, sobre la base de un gran esfuerzo y la ayuda del INDAP que les ha permitido incluso habilitar la quesera.

“Asistiendo a los cursos, aprendiendo, tratando de hacer una buena práctica, es donde llegamos a la conclusión que lo mejor era tener mejores razas y sacar más leche en menos cantidad de cabras, pero de mejor calidad y mayor materia grasa, lo que deriva a un mejor queso”, manifestó la Señora Nury Nuñez, quien llegó a tener 198 cabras y hoy solo tiene 32, incluyendo a dos machos reproductores, Anglonubian y Toggenburg, ambos de razas finas, con lo que ha alcanzado aumentos productivos en más de un 100% respecto a cabras criollas.

A través de la practica de encastes  (apareamientos) escalonados, tiene cabras en lactancia durante todo el año, lo que finalmente le permite producir quesos durante cualquier época. A su vez la familia cuenta con cultivos para suplementar la alimentación de su rebaño, tales como alfalfa, avena, cebada, y sus praderas infaltables. “La idea de nosotros no es tener las cabras 100% estabuladas porque la leche y el queso de cabra es sano,  por la variedad de arbustos o monte que estas comen”, agregó.

Por su parte el Seremi de Agricultura Marcelo Chacana definió el espíritu de la temática como una propuesta integradora y participativa hacia el mundo caprino, 100% voluntaria, y que considera a  todos los actores, pero que particularmente se centra en las personas para mejorar su calidad de vida, más que en las cabras. A su vez recalcó que esta propuesta no quiere eliminar animales, sino mejorar la productividad a través de una menor cantidad de ellas en relación a los recursos que se tienen y se necesitan para mantenerlas , lo que no implica desnaturalizar su trabajo ni su cultura “Lo primero es el diagnóstico, y ver cual es la cantidad que tienen de cabras, y luego identificar su masa sustentable, en función de sus recursos de agua, pastoreo, alimentos, y eso mantenerlo en el tiempo, sin eliminar las cabras, sino  respetando toda la tradición que en los crianceros y campesinos existe”, finalizó.

Compartir en .....