Tripulaciones de buses Interurbanos fueron sancionadas por no contar con descanso correspondientes

Fiscalizacion1-webCoquimbo.- Con dos tripulaciones suspendidas e imposibilitadas de continuar con sus viajes, finalizó el proceso de Fiscalización al Transporte Interurbano desarrollado este jueves en el Terminal de Buses de Coquimbo, por parte de la Dirección del Trabajo. La Secretaria Regional Ministerial del Trabajo y Previsión Social, Lorena Toro, señaló que pese a los inconvenientes que pudieron sufrir los pasajeros, “el Gobierno busca asegurar que estos viajes sean seguros y que los trabajadores tengan sus descansos correspondientes”.


A las 16 horas, y tal ocurría en los terminales de todo el país, los Fiscalizadores de la Dirección del Trabajo, acompañados por la Seremi del Trabajo, Lorena Toro y el Director de  la Dirección Regional del Trabajo, Rodrigo  Fernández, llegaron hasta el Rodoviario de puerto de Coquimbo, para cumplir con el mandato del Ministerio del Trabajo, de realizar una inspección al transporte Interurbano.

En la oportunidad, los funcionarios de la Dirección del Trabajo inspeccionaron la instalación y funcionamiento de los dispositivos de registro automatizado de asistencia. En base a ese instrumento pudieron verificar la jornada y descanso de los chores, esto es tiempo máximo de conducción continua, el que no debe ser superior a cinco horas; descanso mínimo entre turnos de conducción (dos horas); descanso mínimo ininterrumpido de ocho horas dentro de un período de 24 horas; descanso de ocho horas al arribar a un terminal después de haber servido un recorrido de ocho o más horas, y descanso semanal compensatorio.

Tras la fiscalización se determinó suspender a dos tripulaciones por no contar con los descansos pertinentes establecidos por Ley. En este caso se trato de trabajadores pertenecientes a las empresas Tur Bus y Expreso Norte.

“Ambas tripulaciones no están cumpliendo con sus jornadas de descanso. En uno de los casos, el chofer ya llevaba 21 días arriba de la máquina, teniendo una jornada establecida de 10 días de trabajo y cuatro de descanso. Esto significa exponer a los pasajeros y a ellos mismos a un accidente de tránsito”, señaló Rodrigo Fernández, Director Regional del Trabajo.

PASAJEROS

Pese a la molestia inicial de los pasajeros de ambos buses, la situación fue resuelta rápidamente por parte de ambas empresas, y todos pudieron continuar a sus respectivos destinos.

“En un comienzo los pasajeros se sintieron incómodos con la situación, pero una vez que se habló con ellos y se  les explico que  este tipo de fiscalizaciones busca asegurarles un viaje tranquilo,  sin inconvenientes, lo aceptaron bien. El Gobierno tiene un mandato muy claro, y este es asegurar que los trabajadores puedan cumplir con su jornada laboral y cuenten con todos los descansos correspondientes”, indicó Lorena Toro, Secretaría Regional Ministerial del Trabajo y Previsión Social.

El programa a nivel nacional contempló la realización de 140 fiscalizaciones. Las multas por las infracciones a las normas antes dichas pueden llegar hasta 60 UTM.

Compartir en .....