Impresionante encuentro entre un OVNI y aviones sobre los cielos de Tongoy

Ovni_en_el_AguaLa Serena.- El Fenómeno, que fue protagonizado por las tripulaciones de dos aviones Cessna 337 y embarcaciones pesqueras, forma parte del libro “Ufología Aeronáutica” elaborado por el Capitán de Ejército, Rodrigo Bravo y el Paleontólogo Juan Castillo. La obra fue presentada en la última Feria Internacional del Libro en Santiago.


El incidente se inicia cuando la Aeronave matrícula CGF que realizaba labores de prospección pesquera en el sector Oeste de Radio Faro de Tongoy, notifica tener a la vista un objeto no identificado volando con rumbo Norte a gran velocidad.

 

Según el informe oficial, consignado en el libro, “el piloto lo describe como un ovoide brillante, que en algunos momentos cambiaba su forma y se notaba una masa nebulosa en movimiento, la cual tenía un disco brillante al centro, el que cambiaba de tonos entre los colores amarillo, ámbar y naranja”.

El fenómeno es observado conjuntamente con los pilotos de otra aeronave pesquera matrícula CEA, y por los tripulantes de las embarcaciones pesqueras que se encontraban en  la zona.

Más adelante se señala que “el objeto se desplazaba a gran altura, y posteriormente varió su rumbo velozmente, pasando por sobre la ciudad de Vallenar en pocos segundos. Luego viró hacia el Noroeste para luego perderse hacia el norte definitivamente, efectuando todos los desplazamientos de manera muy rápida”.

COMUNICACIONES

Quizás uno de los aspectos más interesantes de este caso, ocurrido en 30 de agosto de 1983, tiene que ver con la interrupción de las comunicaciones que describen los testigos. “El piloto del primer avión que lo observó, matricula CGF,  informó que, cuando el objeto pasó vertical el radio faro Tongoy con rumbo Noreste, posición que el avión sobrevolaba, perdió la señal del radiofaro, como así mismo perdió contacto radial con todos los barcos pesqueros con los cuales se encontraba enlazado, con la Torre de Control de La Serena y con la otra aeronave que se encontraba en vuelo. A medida que el objeto se alejaba, recuperaba paulatinamente los contactos radiales perdidos y la señal del radiofaro”, indica el libro.

Otro de los aspectos destacados es la velocidad con la que el fenómeno se desplazó, ya que al inicio, se encontraba volando sobre el sector de Tongoy y en segundos se desplazó a la localidad de Vallenar, recorriendo una distancia cercana a los 200 kilómetros. “Este desplazamiento  indica que el objeto aplica una velocidad que resulta imposible de desarrollar en una aeronave convencional conocida”.

La conclusión del informe señala que el fenómeno atentó contra la seguridad de las aeronaves, pues perturbó el espectro electromagnético del lugar, lo que representó un peligro para los aviones pues estos se encontraba sobre el mar y en condiciones de vuelo nocturno.

Compartir en .....