Consejo de la Infancia: “La Serena, ciudad amigable para las niñas y niños”

DSC00040Una ciudad más amigable para niñas y niños es la propuesta planteada por el Consejo Comunal de la Infancia a través de la cual, pretende fomentar el respeto de los derechos de los más pequeños, brindándoles un buen trato y generando las condiciones necesarias para que el futuro de Chile, sea un agente activo, participativo y esté siempre presente en el desarrollo social.

“Una de las tareas es justamente generar las condiciones de calidad de vida y cohesión social para lograr una ciudad amiga en que los niños sientan respetados sus derechos y perseguir cualquier delito que vulnere sus derechos, como el trabajo infantil, la explotación sexual, la violencia intrafamiliar. Debemos sensibilizar a la población que los niños son el recambio y el futuro de nuestro país” señaló Bernardo Salinas, Director de Desarrollo Comunitario del municipio serenense.

De acuerdo al diagnóstico realizado por el Consejo, niñas y niños declaran no conocer sus derechos; los adolescentes manifiestan una educación sexual deficiente; existe una escasa participación y vinculación de las actividades municipales; y una mala percepción de convivencia en la escuela. Es por esta razón que a nivel local, se trabajará en base a tres ejes programáticos.

En primer lugar, se capacitará a funcionarios de todos los estamentos municipales con el objetivo que ellos sean los principales promotores de los derechos de niñas y niños, principalmente, en educación. En segundo lugar, el Consejo Comunal de la Infancia planteó la necesidad de que niñas, niños y adolescentes jueguen un rol más protagónico en las diferentes actividades municipales, fomentando su participación y vinculación a decisiones importantes como comuna.

Por último, el Consejo consideró la necesidad de identificar qué aspectos son necesarios para brindar una real y efectiva protección de los derechos de niñas y niños de la comuna. Para Cristián Valencia, Director Regional del Servicio Nacional de Menores, señaló que “lo que podemos hacer como servicio, es contribuir, acompañar y generar los espacios para la creación de una red social para la prevención de la vulneración de derechos”.

Esta política municipal responde al llamado de Unicef cuando en 1990, lanza la Declaración Universal de los Derechos del Niño que obliga a los Estados a promover y dar protección a esta carta de derechos de niñas y niños. El municipio, al cumplir un rol protagónico dentro del sistema estatal, se obliga y compromete a cumplir con este mandato, generando las instancias necesarias para crear herramientas de gestión y de participación ciudadana en torno al tema.

Compartir en .....