Escolares indagan como verdaderos científicos y comprenden los riesgos de los focos de basura.

selec_71¿Para qué sirve tener un buen manejo de los residuos (basura)? ¿Cómo se producen las enfermedades? – Estas son algunas de las preguntas recurrentes que tuvieron los escolares participantes del proyecto EXPLORA “La Historia de la basura”, luego de las últimas actividades realizadas antes de salir de vacaciones y al terminar con el primer ciclo del proyecto, el pasado de la basura.

Luego de investigar si el reciclaje era una tendencia actual o si se practicaba desde la antigüedad con las primeras grandes civilizaciones, como por ejemplo Roma, Grecia, China, entre muchas otras que formaron imperios, los escolares se dieron cuenta de que no todas estas ciudades tenían un manejo de sus basuras, por lo cual se han preguntado ¿A qué se debió el manejo de las basuras en la antigüedad? Con esta pregunta las coordinadoras del proyecto y asesoras científicas de las actividades, Valeria Hidalgo y Vivian Macaya, respondieron: “El manejo de las basuras se debió a que se produjeron muchas enfermedades de las cuales no se sabía ni el porqué, ni el cómo. Fue así como los primeros científicos indagaron la vida microscópica”. El científico Antoine van Leeuwenhoek fue el primero en observar en el siglo XVII, con un microscopio construidos por él mismo, con una calidad de 300X: levaduras, algas, protozoos y algunas bacterias de gran tamaño. Luego, a finales del siglo XIX la Microbiología se desarrolló como Ciencia, tras responder, cuál era causa de las enfermedades infecciosas.

Los estudiantes de los colegios Claudio Arrau, Eusebio Lillo, Los Carrera y La Escuela Divina Providencia, de Los Vilos, han ido avanzando durante el semestre en su conocimiento de la forma en que el hombre ha lidiado con sus desechos, desde la antigüedad a la época actual y antes de salir de vacaciones de invierno conocieron como verdaderos científicos a los microorganismos que son de pequeño tamaño y no pueden ser observados a simple vista. Por lo tanto, con ayuda de microscopios y lupas suministrados por la Universidad Católica del Norte (UCN), ellos indagaron, en sus propios colegios, la vida microscópica observando protozoo, bacterias y diferentes tipos de hongos, al igual que el científico van Leeuwenhoek, pero esta vez con desechos orgánicos que podemos encontrar en todas las casas, como lo son las naranjas, limones, pan, entre otros alimentos que estén en pudrición.

“La trayectoria del proyecto durante este semestre ha sido un gran viaje por el tiempo”, dice Valeria Hidalgo. “Los escolares han investigado el pasado de la basura, observando algunos objetos con historia, visitando el Museo Arqueológico de La Serena para conocer los pueblos originarios y sus basuras arqueológicas, o analizando antigüedades encontradas en sus propios hogares, sin más utilidad que la de ser una reliquia”. También las visitas a excavaciones en Los Vilos estuvieron enfocadas en las culturas del pasado y sus depósitos de basura, como los conchales cercanos a la costa, que datan de hace 13.000 años y que demuestran las primeras huellas de asentamiento humano. Clave ha sido además la interacción de los niños con reconocidos arqueólogos como el profesor Lautaro Núñez, Premio Nacional de Historia, y el profesor Donald Jackson, experto de la U. de Chile.

El proyecto continuará al regreso de las vacaciones de invierno, con actividades asociadas al método científico y dedicadas a investigar otras temáticas de la basura, sus daños y soluciones a futuro, “que requieren la cooperación de todos dentro de su colegio, trabajo y especialmente en el hogar”, concluye Vivian Macaya con mucho entusiasmo.

Para mayor información visita la pagina Web, www.cientificosdelabasura.cl

Compartir en .....