Nuevas oportunidades de negocios amplía oferta de productos del sector pisquero

Pisco-GenericaCon el objetivo de generar nuevas oportunidades de negocios viables para el sector pisquero, Fundación Chile presentó una nueva cartera de productos a partir de uva pisquera –previa evaluación técnica económica y comercial–, que permitirán ampliar la oferta de productos del sector, enfrentando de mejor manera, posibles variaciones de precio y mercado, que potencialmente se podrían traducir en una disminución de los ingresos de los más de 3 mil productores de uva pisquera de las regiones de Atacama y Coquimbo.


Este estudio denominado “Nuevas Oportunidades de Negocio a partir de Uva Pisquera” es una de las estrategias desarrolladas por el Programa de Innovación Territorial (PIT), Nuestro Pisco, ejecutado por el instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y cofinanciado por la Fundación Agraria (FIA) y las empresas pisqueras.

 

Dentro de las 19 propuestas presentadas inicialmente que se consideraron como productos posibles a evaluar en base a uva pisquera, se identificaron seis que tenían potencial, llegando finalmente a determinar tres que ofrecen las mayores oportunidades: uva moscatel para exportación, vino espumante tipo prosecco y vino moscato para exportación.

Para llegar a estos resultados se tomaron en cuenta diversos aspectos como; factibilidad técnico económica, la rentabilidad del producto, su riesgo comercial, entre otros factores. A esto se suman los criterios de complementariedad comercial, análisis de perfiles empresariales y productos existentes, realizados en etapas anteriores.

Por otra parte, Fundación Chile, ha visitado las diferentes empresas pisqueras, para conocer y analizar la aplicación de estas nuevas oportunidades de negocio, teniendo en cuenta las capacidades existentes de cada industria.

Para el jefe del estudio que ejecuta Fundación Chile, Flavio Araya, este tipo de asesorías son fundamentales para el desarrollo del sector pisquero, puesto que propone “una serie de alternativas que se pueden impulsar a partir de la uva pisquera y que hasta ahora no habían tenido un filtro técnico, económico o de mercado que facilitará su análisis desde el punto de vista del negocio y que además fueran factibles de implementar por los distintos perfiles empresariales del sector” explicó.

Araya también agregó que la importancia del estudio es que “permitirá dar luces de la factibilidad de una serie proyectos de negocio que contribuyen a canalizar una proporción de la producción de uva pisquera que actualmente no se destina directamente a la elaboración y comercialización de pisco”.

Lo anterior se relaciona con que del total de la producción anual de uva pisquera (230 millones de kilos), el 48% se destina a pisco, mientras que el resto se utiliza para la industria de vinos y jugos.

Según Pedro Hernández, asesor del PIT, Nuestro Pisco, “Estas iniciativas ofrecen nuevas oportunidades al rubro pisquero, diversificando la oferta de la industria, lo que en definitiva permite resguardar posibles períodos excedentarios de uva, que en definitiva se traducen en una disminución de los ingresos, especialmente de los pequeños productores, que componen el 85% de la base productiva”.

Planes de Negocio

Para las tres alternativas seleccionadas, actualmente se están elaborando los Planes de Negocios, donde se profundizará la información de mercado, los requerimientos de inversión, entre otros aspectos, quedando estos planes de negocios a disposición de los distintos actores de la industria.

Una de las alternativas recomendadas es la uva Moscatel Rosada para exportación. Una de las razones de escoger esta opción es el bajo costo de inversión, y el hecho de que esta variedad de uva de la zona norte es más consistente, tiene un mejor color y mayor brillo que la producida en la zona central.

Sin embargo, su implementación implica una importante transformación de las labores culturales que tienen que ver con el manejo de las vides, y está aún por determinarse el potencial de crecimiento de este mercado, principalmente el europeo. Otro de los negocios propuestos es el del vino espumante tipo prosecco, bebida de ocho grados alcohólicos, producto incipiente en el mercado.

La última opción propuesta es el vino moscato para exportación, bebida de nueve grados alcohólicos elaborada de variedades de uva moscatel. Según los ejecutores del estudio, este producto presenta grandes oportunidades de negocio debido a al alto consumo por este vino en el mercado norteamericano.

Según Paulina Cerda, Directora del PIT Nuestro Pisco “todas estas consideraciones, deberán ser analizadas por los miembros del sector pisquero, a objeto de evaluar su posible implementación, teniendo en cuenta sus posibilidades técnicas y sus potenciales beneficios económicos”. Para ello, “se espera que a fines de septiembre Fundación Chile presente los planes de negocio para cada alternativa, y junto a las empresas interesadas se determine la factibilidad de aplicación de estas alternativas” concluyó.

Compartir en .....