Erizos-Repoblamiento

Innovador programa de repoblamiento de erizos beneficiará a pescadores de la región de Coquimbo

Contentos y esperanzados en que el proyecto de repoblamiento de erizos rojos en la costa de las comunas de Los Vilos, Canela y Ovalle traerá importantes beneficios a estas comunidades, se mostraron los pescadores de la  Caleta Totoralillo Sur, lugar donde se realizó el primer repoblamiento con especies de hatchery traídas del Centro de Investigación Marina Quintay de la Universidad Andrés Bello.

Para llevar a cabo este proyecto Fundación Minera Los Pelambres, Corfo y la Universidad Andrés Bello, están desarrollando un programa de transferencia tecnológica que tiene como objetivo repoblar  10  áreas de manejo con erizo y entregar los conocimientos tecnológicos de repoblamiento a los pescadores, con el fin de incrementar la productividad de la actividad pesquera.

El programa de trabajo se ha basado principalmente en capacitaciones a las organizaciones de pescadores sobre metodología de repoblamiento, compra de semillas de erizo rojo y su posterior siembra, temáticas fundamentales para el éxito de esta iniciativa. Así lo señaló Enrique Altamirano, presidente de la Asociación Gremial de Caleta Totoralillo Sur “estamos conscientes que cumplimos un rol fundamental en  la implementación de este proyecto y que esto requiere un esfuerzo por parte de todos”.

Agregando que “Hace muchos años teníamos el anhelo de repoblar estas zonas que históricamente han sido muy productivas y que por el mal manejo se han perdido estas especies, esperamos que con este proyecto podamos ir recuperando paulatinamente las praderas”, expresó Altamirano.

Para Cristian Morales, director regional de Corfo, “hemos conseguido levantar este proyecto con el apoyo de importantes  instituciones, logrando así un objetivo fundamental para el gobierno regional que es entregar sustentabilidad a las actividades del borde costero y apoyar a las organizaciones de pescadores”.

Por su parte, Manuel Farías, gerente de Fundación Minera Los Pelambres, señaló que “este programa tiene el propósito de generar capacidades en los pescadores artesanales para  el desarrollo productivo acuícola, entregando el conocimiento y las herramientas necesarias, las que se han podido dar gracias a las fortalezas de esta alianza que hemos logrado”.

Además, este programa conjuga el compromiso de una importante institución educacional, así lo señaló Rolando Kelly, decano de la Facultad de Ecología y  Recursos Naturales de la Universidad Andrés Bello, “estamos muy contentos de poder aportar con nuestra experiencia a esta iniciativa que traerá grandes beneficios a las comunidades de pescadores de la región”.

La duración del programa es de 18 meses y la inversión total  es de 230 millones de pesos, donde 92 millones son aportados por Fundación MLP, 132 millones aportados por Corfo y 4 millones por la Universidad Andrés Bello. Y las caletas beneficiadas son: Pichidangui, Cascabeles, Totoralillo Sur, Chigualoco, Huentelauquen, Puerto Oscuro, Sierra, La Cebada, Río Limarí, Talcaruca, zonas  donde se espera introducir cerca de 400.000 ejemplares, de los cuales el 50% es proveniente de bancos naturales y el resto de hatchery.

Compartir en .....