SONY DSC

Seremi de Salud realiza llamado para evitar consumo de mariscos crudos

A raíz de la presencia de Vibrio parahaemolyticus, bacteria entérica, cuyo hábitat natural son las costas marinas, pues requiere sal para su desarrollo.

Un llamado a evitar el consumo de mariscos crudos realizó el Secretario Regional de Salud, Dr. Osvaldo Iribarren a fin de evitar las gastroenteritis por Vibrio Parahaemolyticus que actualmente se encuentra presente en nuestras costas.

“Tenemos certeza que los mariscos que estamos consumiendo en la región de Coquimbo están contaminados con Vibrio Parahaemolyticus, batería que causa una diarrea en forma grave, con muchos malestar, y esto se produce cuando se están consumiendo en forma cruda, por esta razón estamos haciendo un llamado a toda la ciudadanía y todos quienes nos visitan a que deben consumir

mariscos cocidos, por ningún motivo deben ser consumidos crudos”. señaló el Doctor Iribarren.

Por este motivo, realizó llamó a los habitantes de la región a que sean extremadamente cuidadosos en la manipulación de mariscos “Por esto deben cocer al menos de 10 minutos los mariscos, es la única manera de evitar esa bacteria y así la enfermedad”, expuso el Seremi.

Asimismo, entregó otras recomendaciones a los habitantes practicas para que no se contagien con la bacteria “al comer los alimentos marinos en particular los choritos y almejas deben ser cocidas, segundo deben evitar la contaminación cruzada, deben comprar y consumir mariscos en lugares autorizados, y siempre lavarse las manos antes de cocinar e ir al baño”.

Finalmente, hizo hincapié en ser muy cuidadosos en mantener la cadena de frío de los mariscos, porque en la temperatura ambiental se multiplican infinitamente la cantidad de gérmenes, y por lo tanto, existen mayores probabilidades de enfermarse.

El Vibrio parahaemolyticus

Es una bacteria entérica, cuyo hábitat natural son las costas marinas, pues requiere sal para su desarrollo.  En la época de calor se encuentra en las aguas litorales y mariscos bivalvos, mientras que en la época fría se encuentra en los sedimentos marinos.

Se han notificado brotes en muchos países del mundo, donde la fuente inculpada ha sido mariscos mal cocidos (ostras, almejas principalmente). Los casos se presentan más frecuentemente en meses cálidos.

La transmisión se produce por la ingestión de mariscos, especialmente bivalvos, crudos o mal cocidos. También se puede transmitir por contaminación cruzada de otros alimentos (por la manipulación incorrecta de mariscos crudos). Existe mayor probabilidad de adquirir la infección en los meses más cálidos del año. La congelación inapropiada de productos del mar contaminados favorece su proliferación y la posibilidad de infectar.  No se transmite de persona a persona.

El período de incubación es de 12 a 24 hrs., luego del cual se produce un cuadro intestinal (enteritis) caracterizado por  diarrea acuosa y cólicos abdominales, acompañado de náuseas, vómitos, fiebre y cefalea. Generalmente es autolimitado y dura alrededor de 3 días (rango 1 a 7). La muerte por esta causa es muy rara. La medida principal es la hidratación para reponer los fluidos perdidos por la diarrea.

Compartir en .....