Raja-Manquehua

Buscan crear santuario de la naturaleza en la comuna de Salamanca

Raja-ManquehuaEn la tarea de aumentar las áreas protegidas de la Región de Coquimbo, el Ministerio del Medio Ambiente está financiando un estudio descriptivo de flora y fauna de la Raja de Manquehua, zona montañosa de una singular geomorfología ubicada en la comuna Salamanca, con la idea de proponer este sitio natural como un nuevo Santuario de la Naturaleza.

La iniciativa fue impulsada por la Comunidad Agrícola de Chalinga y la Agrupación de Defensa del Medio Ambiente del Valle de Chalinga, cuyos integrantes conocieron recientemente los resultados de dicho estudio realizado por una consultora especializada en servicios medioambientales.

El seremi del Medio Ambiente, Cristián Felmer, subrayó que “en materia de biodiversidad estamos tratando de generar una mayor cantidad de áreas protegidas. Actualmente contamos con 15 mil hectáreas en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas por el Estado (SNASPE) y si se crea un Santuario de la Naturaleza en la Raja de Manquehua se incorporarían 2.580 hectáreas para la conservación”.

En la reunión, se informó a la comunidad que en este sitio ubicado a unos 15 kilómetros de la ciudad de Salamanca, se identificaron 3 tipos de bosques, 14 tipos de matorrales, 94 especies de flora de las cuales un 95% son nativas, 7 están bajo categoría de conservación y 1 declarada extinta para la región según el libro Rojo de la Flora Nativa y de los sitios prioritarios para la conservación Región de Coquimbo  (linacillo). Además, se han observado 60 especies de fauna, de las cuales 49 son aves, siendo el cóndor la especie más emblemática. De ese total, 13 están en categoría de conservación y un 18% son especies endémicas.

Patrimonio Cultural

La Raja de Manquehua, es parte importante de la identidad social y cultural de Salamanca, dada su connotación mística otorgada por la existencia de múltiples leyendas que vinculan este lugar con actividades de brujos. Los comuneros relatan que los Viernes Santos a la medianoche ya es una tradición el “aquelarre de brujas”. Cuentan que desde el rio Chalinga se puede observar un desfile de antorchas que se van escondiendo en las grietas que caracterizan la particular geomorfología de la montaña.

Además, estudios etnográficos señalan que el sitio corresponde a un lugar de significancia cultural indígena, dado que el lugar es conocido como “Apu Manquehua” nombre que posee dos palabras de origen indígena diferente: “Apu” o “Montaña Sagrada” en origen quechua y “Manquehua” o “Nido de cóndores” en mapudungun.

Junto a esto, se han reconocido sitios arqueológicos de temporalidad prehispánica, en su mayoría del periodo alfarero temprano, y con una alta presencia de petroglifos.

Visión de la comunidad

Para Ruben Díaz, presidente de la comunidad agrícola, “este estudio nos está mostrando y cuantificando la  diversidad de flora y fauna  que tenemos en nuestra comunidad. La Raja de Manquehua es conocida en Salamanca como la cueva de los brujos. Esto está enriqueciendo para buscar la protección de este macizo, que es un cerro bien visto por la comuna, en especial por la belleza de su Poza Azul, y creo que no hay salamanquino que no tenga una foto en este lugar. Nosotros queremos proteger este lugar para que sea conocido por generaciones venideras”.

Ángel Barraza,  otro de los dirigentes de la comunidad, destaca que “es un lugar que amerita la protección porque es un ecosistema frágil por su cercanía con una minera” y subraya que dentro de sus atractivos es que es uno de los pocos lugares donde se mantiene la nieve hasta el mes de octubre o noviembre.

Magdalena Morel Manque, presidenta de la Agrupación de Defensa del Medio Ambiente del valle de Chalinga, valora que se haya financiado el estudio sobre la biodiversidad de este paraje. “Esto es la suma de nuestro esfuerzo e ímpetu. Estoy muy contenta que ya se estén viendo luces de la protección de la Raja de Manquehua y de la Poza Azul, lugares hermosos que tienen mucho patrimonio arqueológico (…) este lugar es parte de nuestra identidad y nos sentíamos responsables de hacer algo para protegerlo”, expresa.

Camino para la protección

El seremi del medio ambiente explica que tras entregar los resultados del estudio de la línea base, resta que la comunidad entregue sus últimas observaciones y defina el perímetro que se quiere proteger.

Se proyecta que durante el segundo semestre del 2014 se envíe el expediente final al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad. Si este organismo aprueba la solicitud, la decisión concluyente la tomará la presidencia de la República.

Compartir en .....