Escolares

Cuatro consejos para que el regreso a clases sea más fácil y seguro

La vuelta a clases es un hito que modifica la conducta de todos los miembros de la familia. El portal www.educarchile.cl –de Fundación Chile y el Ministerio de Educación- pone a disposición de la comunidad una serie de consejos y recomendaciones para que los estudiantes y las familias enfrenten sus primeros días de clases, incluyendo orientaciones para quienes se incorporan a un nuevo establecimiento o curso.

El desafío de abandonar las sábanas

Durante las vacaciones, la hora en que los niños se levantan cambian drásticamente: pueden ser las 12 del día y todavía los niños están acostados. O las 2 de la mañana y aún se escucha su movimiento. Para que el cambio de horario se parezca lo menos posible a un martirio, la recomendación es, por lo menos una semana antes, comenzar a ajustar el horario de dormir de toda la familia. El primer día vayan a dormir media hora más temprano y despertarlos antes de su horario habitual, y así progresivamente hasta que se ajusten a las nuevas horas.

Hay ciertos hábitos que pueden realizar los padres para asegurar el buen descanso de sus hijos como, por ejemplo, una temperatura agradable en el lugar donde el niño va a dormir, luminosidad adecuada y poco estimulante. Además, se debe evitar el uso de aparatos electrónicos como el celular, el computador, los juegos de video o la televisión, previo al dormir. Por último, también se recomienda evitar el consumo de estimulantes como el café o el té después del mediodía.

La mochila correcta

Se recomienda que los niños más pequeños usen las mochilas con ruedas siempre y cuando no deban subir escaleras o pasar por terrenos donde las ruedas no puedan funcionar de manera correcta. Por otro lado, se sugiere que los mayores utilicen mochilas con dos tirantes y que las usen en los dos hombros, de esta manera se evitan dolores lumbares y dorsales.

Lo ideal es que los tirantes de la mochila sean con las hombreras anchas y acolchadas, al igual que la parte que queda en contacto directo con la espalda. Que la mochila tenga compartimientos, ayudará a distribuir el peso, por lo que también cuida la salud del estudiante. Es importante ubicar las cosas más pesadas al centro de la mochila.

Reglas claras conservan la amistad

Es fundamental establecer reglas y practicar los hábitos de estudio desde el comienzo de año para obtener buenos resultados al final de éste y no tener problemas en el camino. De esta manera, antes de comenzar las clases en marzo, por separado o en conjunto, se recomienda establecer con los hijos los horarios en que se debe hacer la tarea y estudiar y cuál es el lugar ideal para hacerlo.

Se debe fijar reglas sobre cuándo se ve televisión y sobre el uso del computador y el Internet, para que el niño se vaya acostumbrando y le sea más fácil comenzar el estudio. Además, se sugiere crear un ambiente propicio para hacer la tarea. Preferentemente que sea una pieza ventilada, con una mesa amplia donde quepa todo lo necesario para estudiar, una silla cómoda y una iluminación, preferentemente, natural.

Motivar con los útiles escolares

Los útiles escolares pueden ser una herramienta eficaz para motivar en el inicio de clases: para eso, hay que involucrar a los niños en el proceso de compra, como su mochila o colores de lápices, los va a entusiasmar.

Antes de comprar los útiles escolares, es recomendable realizar una lista con todas las cosas que se pueden reutilizar de años anteriores como algunos cuadernos, lápices, regla, etc. Luego de eso, se puede hacer una lista acotada con todas las cosas que vas a necesitar para el año. De esta manera las familias se aseguran de gastar sólo lo necesario.

Otro punto importante sobre los útiles escolares, es la seguridad de estos. Se debe verificar que la etiqueta de los productos que compres sea en español y que indique los componentes, los materiales de fabricación e instrucciones de uso. Un producto mal rotulado, no es seguro. Por eso, hay que chequear que producto indique de manera clara su calidad de “No Tóxico”.

Algunos datos clave

  • El descanso: un niño entre 4 a 6 años, debe dormir en promedio 11 horas. Un joven de entre 14 y 16 años necesita al menos ocho horas de descanso.
  • La mochila: su peso total, con todos los útiles dentro, debe fluctuar entre el 10% y el 20% del peso del niño.
  • Lugar de estudio: intentar que éste siempre sea al mismo, de esta manera la concentración y el aprendizaje serán más eficaces.
  • Útiles escolares: realizar una lista preliminar con todos los productos de años anteriores que se pueden reutilizar.
  • Más orientaciones en el especial “Vuelta a clases” de educarchile: http://bit.ly/1Rq2z8I.
Compartir en .....