Alejandro Guiloff, Director Médico VidaCel en baja

Células madre ¿una real alternativa?

Mucho se habla de las células madre y su utilización en diversas enfermedades, siendo un tema de actualidad tanto en medios de comunicación como en consultas médicas, ya sea por sus aplicaciones terapéuticas o bien por los polémicos debates respecto a si son o no efectivas en uno u otro tratamiento.

Pero, ¿cuál es el auténtico potencial de las células madre? ¿Son realmente efectivas en el tratamiento de enfermedades graves, como por ejemplo, la leucemia? ¿Cuáles son las ventajas y limitaciones en sus distintas aplicaciones?

Lo cierto es que en la actualidad, las células madre que se obtienen al momento del parto, desde la sangre del cordón umbilical, están certificadas por la FDA para el tratamiento de más de 90 enfermedades relacionadas a la sangre como leucemia, anemia y desórdenes inmunológicos. Por su parte, las que se obtienen del tejido del cordón, grasa, pulpa dental, entre otras fuentes, llamadas mesenquimales, se están utilizando –por ahora- en el área estética y reconstructiva, teniendo muy buenos resultados en diversos tratamientos osteoarticulares, ya que tiene la propiedad de regenerar tejidos como tendones, cartílagos, músculos y neuronas.

Por ello, y gracias al avance científico, la terapia celular se ha convertido en una alternativa con gran potencial de uso clínico. Sin embargo, todavía existe un largo camino en investigación y marco regulatorio para establecer protocolos y utilizarlas en otras áreas de la salud, lo que ciertamente avanza rápidamente y con excelentes resultados.

Hoy tenemos la posibilidad de decidir si queremos vivir más y mejor. Conservar nuestras células madre es, sin duda, optar por un seguro de salud, vida y bienestar a futuro, tanto para nosotros como para nuestros hijos, en caso de padecer una serie de enfermedades que, hasta ahora, eran incurables y que hoy es posible tratar con este tipo de células.

Detener la edad biológica de las células madre hoy es una realidad. Mientras antes las conservemos, mejor mantendrán su calidad, potencialidad y propiedades. Las células madre que podemos conservar hoy son mejores que las mañana.

Por: Doctor Alejandro Guiloff, Gerente General de VidaCel

Compartir en .....