Pacientes-Parkinson-HospitalLS

Hospital en casa: Pacientes con Parkinson son visitados por especialistas en La Serena

Los largos meses de pandemia han dejado huellas psicológicas en las cerca de 2 mil personas que viven con Parkinson en la Región de Coquimbo. Y es que la ansiedad que ha producido el confinamiento ha intensificado los síntomas con los que deben convivir a diario. Es por eso, que el equipo de Neurología del Hospital de La Serena comenzó a visitar en sus propias casas a aquellos pacientes que más lo necesitan, ya sea por dificultades de movilidad o por falta de redes de apoyo.

Luis Salinas, es un hombre de 68 años y que hace ya 17, padece esta patología neurodegenerativa que hoy lo tiene caminando con gran dificultad y que lamentablemente, podría convertirse de aquí al año 2040, en toda una epidemia en el mundo. En medio del estrés que le ha producido la emergencia sanitaria, tuvo la oportunidad de ser el primer beneficiado con esta nueva estrategia de atención domiciliaria y reencontrarse con los profesionales que se mantuvo en permanente contacto virtual, pero no había podido ver presencialmente hace casi ocho meses.

“La he pasado muy mal, me he sentido muy deprimido y nervioso porque me da desesperación no poder andar ni salir para ninguna parte, además, he extrañado mucho a mi doctora. Anoche, conversé harto con mi señora y estábamos los dos muy contentos de que vinieran para acá, felices, es como si hubiera llegado un familiar querido que estaba lejos, porque así yo siento a la doctora. Estoy contento porque ella tiene un corazón muy grande y me ayuda mucho”, expresó.

Por su parte, la doctora María Eugenia Contreras, neuróloga del Hospital de La Serena, y especialista en Trastornos del Movimiento y Enfermedad de Parkinson, explicó que “la pandemia y el confinamiento han producido ansiedad en las personas, nerviosismo e incluso, algunos síntomas depresivos, al estar tanto tiempo en casa. Eso hace que su sintomatología aumente, lo que no quiere decir que la patología haya avanzado, sino que sus síntomas se han intensificado debido a la ansiedad. Es por eso, que es muy importante acompañar a los pacientes, cuidar su salud mental y así poder ayudarlos en su enfermedad también”.

Pese a los numerosos obstáculos que Luis ha debido sortear producto de su condición, ha tenido la fortuna de permanecer durante 42 años junto a su querida esposa, quien lo ha acompañado en la salud y en la enfermedad.

“No la hemos pasado bien, hemos estado muy solos físicamente, mi hijo no nos podía venir a ver porque tiene dos pequeños y nos quería cuidar a nosotros también. Mi esposo se ha visto muy afectado porque no puede salir, yo hago todo, entonces salgo a comprar y a hacer los trámites, pero él se siente muy solo, pasa mucho sentado, no puede moverse bien y tiene problemas en sus rodillas. Esta visita nos cayó del cielo, ya nos sentimos más acompañados, que tenemos un apoyo. Estoy muy contenta, agradecida y con espereza de retomar algunas actividades para que él pueda sentirse mejor”, manifestó Dina Cárdenas.

Y es que para el equipo del Policlínico de Neurología del establecimiento de la capital regional el acompañamiento cumple un rol fundamental en el tratamiento de sus pacientes. “Como equipo, nos importa mucho la persona, el ser humano y su familia. Entonces, el venir a conocer su casa, acompañarlos en su día a día, es muy importante para nosotros, realizar estas visitas nos llena el corazón y a los pacientes también”, sostuvo la doctora Contreras.

Esta semana, la región pasó a la fase 4 de Apertura Inicial. Sin embargo, la emergencia sigue su curso en la región, Chile y el mundo, es por ello, que según la neuróloga, esta estrategia resulta “muy útil, porque hay muchos pacientes que son adultos mayores y que se encuentran dismovilizados, por eso llevarlos al hospital es más complejo y riesgoso, este es un programa piloto y esta primera visita resultó bastante bien. No hay que olvidar que la pandemia no se ha acabado, si bien han disminuido los casos, el virus sigue en la población y por eso, hoy más que nunca, hay que mantener todas las medidas, como distanciamiento físico, mascarilla y lavado de manos”.

Pero ¿Tienen más riesgo las personas con Parkinson de contagiarse de COVID-19? Según la especialista, esta “no es una condición que aumente el riesgo de tener el virus, pero si la contrae, puede tener más riesgo de complicarse, es por eso, que este es un grupo que hay que cuidar, así que a no bajar los brazos y a seguir cuidándose de la pandemia”.

REACTIVACIÓN DE ATENCIONES HOSPITALARIAS:

La crisis sanitaria ha sido un gran desafío para todos. Como muchos, el equipo multidisciplinario de neurología del recinto asistencial serenense ha debido reinventarse durante la emergencia, buscando diversas alternativas para atender a sus pacientes de la mejor manera posible a lo largo de la pandemia.

“Cómo Unidad de Neurología, hemos establecido un sistema para que los pacientes no queden sin atención. Han sido llamados constantemente para realizarles controles telefónicos y chequear cómo están, hemos hecho controles mediante videollamada también, entrega de medicamentos a sus casas y ahora comenzamos con la atención en domicilio para aquellos que lo requieran. Sólo en casos muy necesarios, los citamos en forma presencial, manteniendo todas las medidas para prevenir los contagios. Así hemos buscado distintas opciones para que se sientan más acompañados y llevar el hospital a sus casas”, señaló la doctora María Eugenia Contreras.

Desde este mes, el Hospital de La Serena ha comenzado a retomar paulatinamente las atenciones ambulatorias presenciales que debieron ser postergadas producto de la crisis. Es por ello, que “la atención presencial se va a ir retomando progresivamente, manteniendo estrategias mixtas entre lo que hacíamos en pleno peak de casos y nuevas acciones. Queremos evitar exponer a la gente de manera innecesaria, pretendemos que se queden en su casa más que traerlos al hospital”, finalizó la facultativa.

LA REVOLUCIONARIA CIRUGÍA DE PARKINSON EN LA REGIÓN:

En 2019, las personas con Parkinson de la región recibieron la excelente noticia de que se aprobaban los recursos para comenzar a realizar en la zona la cirugía de estimulación cerebral profunda, una intervención que podría ser la respuesta para muchas familias aquejadas por este mal. Se trata de una terapia avanzada que busca mejorar la calidad de vida de los pacientes que cumplen con los criterios de salud para realizársela, una vez que el tratamiento farmacológico tradicional ya no tiene efecto, lo que mejora las duras complicaciones de esta patología, tales como rigidez, pérdida de movilidad, lentitud, temblores, deterioro progresivo y severas repercusiones sociales.

Hoy, este anhelo estaría cerca de hacerse realidad, luego de la postergación del proyecto producto de la emergencia sanitaria. En la región, el 1% de los pacientes con Parkinson serían candidatos a realizarse esta vital pero costosa intervención, que tiene beneficios físicos, mentales, emocionales y sociales, pero cuya piedra de tope es que hoy en día, sólo se encuentra disponible en algunos centros de salud del sistema privado del país y cuesta unos 45 millones de pesos.

Compartir en .....