Christian-Galvez

Bajista Christian Galvez vuelve a los conciertos con público en La Serena

Veinte discos como solista y grabaciones como músico de estudio de una infinidad de artistas avalan la trayectoria y calidad del bajista de jazz, Christian Gálvez, quien ofrecerá dos conciertos en La Serena.
Las presentaciones, que se realizarán en las noches del viernes y sábado, tienen un sabor especial para el músico y compositor porque serán las primeras que realiza con público, desde el inicio de las restricciones sanitarias por la pandemia del Covid 19.
Christian Gálvez estará acompañado en el escenario por su cuarteto que integran Nahuel Blanco en contrabajo, Juan Pablo Durán en batería y Felipe Carrasco en saxo alto.
“Se trata de una banda de músicos jóvenes y muy talentosos ligados a mi escuela, la Escuela Superior de Jazz, con quienes venimos tocando desde hace tres años y con quienes haremos un recorrido por mis veinte discos como solista”, explica Gálvez, quien agrega que en su estadía en la zona, dictará dos master class.
“Habrá dos sesiones de master class. En la primera trataremos el tema de la improvisación en el jazz y en la segunda, abordaremos  el ensamble y la improvisación colectiva”, detalla.
Tanto las master class como los conciertos se desarrollarán en la terraza del Nuevo Peregrino (Calle Cordovez Nº765) y las reservas se pueden realizar al fono +56991993406.
Música en pandemia 
Christian Gálvez reconoce que los conciertos en La Serena tienen para él un especial significado porque serán los primeros que realiza con público, desde el inicio de la pandemia.
El artista reconoce que “el rubro de la música y del arte, en general, siempre ha estado precarizado y esta pandemia lo que hace es revelar aún más esta precariedad. No ha existido ninguna ayuda directa desde el Misterio de la Cultura hacia los artistas. Siguen existiendo estos concursos como el Fondart, donde uno tiene que competir con otros colegas para poder conseguir un par de pesos”.
“En el caso de la música, trabajamos con ingenieros en sonido, con asistentes, con técnicos, tramoyas, escenógrafos e iluminadores y al apagarse los escenarios, hay toda una industria paralizada”, sentencia.
Sin embargo, Gálvez admite que la crisis sanitaria a él, en lo personal, no lo ha golpeado y que se mantenido con una incesante actividad musical y creativa. “En mi caso particular, me considero un afortunado. Soy un privilegiado por no haber sufrido al menos en lo económico con esta pandemia. He tenido, incluso, más trabajo que antes”.
El bajista ha ofrecido conciertos online y  continúa dictando con clases remotas.
“Nosotros, como profesores de música, también hemos aprendido el cómo a dar las clases con estos sistemas; esta crisis sanitaria nos permitirá acercarnos a muchos rincones; yo antes daba muchas clases a alumnos extranjeros y ellos tenían que viajar para tomar la clase, pero ahora ellos simplemente se conectan con el teléfono”, cuenta.
“Solo hemos tenido la oportunidad de tocar en algunos teatros para grabar algunos conciertos o streaming, por ejemplo en escenarios de Matucana 100 y un festival en Villa Grimaldi, y otros cosas para Nuñoa y Pirque, pero todo ha sido sin público. Y por eso estos conciertos en La Serena serán tan importantes: serán los primeros con público desde el inicio de la pandemia”, concluye.
Compartir en .....