1

Conmemoran el primer año de pandemia de Covid-19 en la Región de Coquimbo

  • Junto con destacar las medidas implementadas, como la campaña de vacunación, el aumento de camas UCI, Búsqueda Activa de Casos y cuadrillas sanitarias, las autoridades regionales lamentaron los casos fatales e insistieron en seguir trabajando en conjunto para vencer al Coronavirus.

Hace exactamente un año se registraron los primeros dos casos de Coronavirus en la Región de Coquimbo, marcando el inicio de la pandemia y todo un trabajo para ir combatiendo esta enfermedad.

Ha sido un año intenso y de muchos cambios, indicó el Intendente Pablo Herman, al tratarse de una enfermedad de la que no se tenía precedentes.

Al conmemorar un año de la pandemia, la máxima autoridad regional sostuvo que “nos hemos visto enfrentados a un virus desconocido, del que cada día aprendemos algo nuevo. Una situación que nos ha puesto a prueba a todos, pero como país y como región estamos dando la pelea”,

Y es que este virus, hasta la fecha ha contagiado a más de 24 mil personas y cobrado la vida de otras 464.

Junto con lamentar la pérdida de vidas, y reconocer los desafíos que ha generado esta pandemia, la autoridad regional destacó diversas gestiones implementadas, como es el proceso de vacunación, que ya contabiliza más de 313 mil dosis administradas y 95 mil personas que ya cuentan con sus dos dosis.

“Este es un proceso que veíamos muy lejano de ser una realidad y por el que continuaremos trabajando con la mayor agilidad posible”, señaló, agregando que “la pandemia también nos hizo acelerar la puesta en marcha del hospital de Ovalle y trabajamos anticipadamente en el aumento de camas críticas. Así, mientras el año pasado aumentamos de 22 a 87 las camas UCI, hoy hemos llegado a las 133 camas, el número más alto registrado en la región desde el inicio de la emergencia sanitaria”.

Además, en la revisión, destacó los operativos de Búsqueda Activa de Casos y el trabajo realizado por los equipos de trazabilidad. Equipos que, junto con los profesionales de la salud y de las fuerzas de orden y seguridad, cumplen un rol fundamental en esta emergencia sanitaria.

“Todos estamos cansados, muchos hemos sufrido pérdidas irreparables en estos meses y muchos también han sido impactados de forma abrupta en sus ingresos familiares, teniendo dificultades para tener el sustento diario. Pero no les quepa duda que, como gobierno del presidente Sebastián Piñera seguiremos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para combatir esta pandemia. Un objetivo que, sin embargo, no podremos alcanzar solos. Necesitamos de ustedes, de todas las personas. Esta es una gran tarea en la que todos debemos poner de nuestra parte”, finalizó el Intendente.

Mención permanente tuvieron los profesionales de la salud de los distintos centros asistenciales y hospitales, además de quienes han formado parte de las múltiples acciones para contener los contagios y atender a las personas afectadas, como es el caso de las residencias sanitarias o las cuadrillas sanitarias.

Un reconocimiento que las autoridades entregaron directamente a parte de los 83 profesionales que se desempeñan diariamente en el centro de trazabilidad, operativo en las dependencias de la Universidad Pedro de Valdivia.

Al respecto, el Seremi de Salud, Alejandro García dijo que “estamos orgullosos de quienes han trabajado para controlar la pandemia, y además hay que agradecer la inmediatez de las respuestas. Sabemos que los informes son inmediatos y las respuestas deben ser inmediatas y esta región ha respondido efectivamente, hemos tomado decisiones y avanzado en estos planes por lo que el llamado es a que confíen en sus autoridades, vamos a seguir trabajando y, tengan por seguro, que a esta pandemia le ganamos entre todos”.

Por su parte, el director (s) del Servicio de Salud Coquimbo, Edgardo González, dijo que “esta es la peor pandemia de la que se tenga registro en la historia escrita de la salud pública, había toda la incertidumbre de cómo la íbamos a abordar y creo que el país y la región han estado a la altura. No hay que desconocer los esfuerzos de los equipos locales, que son los que reciben a los pacientes. Esta no es pura tecnología y recursos físicos, sino que es una actividad que depende de las personas, de un manejo técnico y humano en una enfermedad que es muy grave y que afortunadamente ahora tiene una vacuna que previene la letalidad y la posibilidad de recurrir a un nivel de mayor complejidad de atención hospitalaria”.

 

Compartir en .....