boy and a girl playing video game --- Image by © Royalty-Free/Corbis

Experto alerta sobre los riesgos en la salud de los niños por el uso excesivo de aparatos tecnológicos

En sus momentos libres, muchos niños y adolescentes encuentran en celulares, tablet, notebook y consolas de juegos una oportunidad de entretención. Así pueden pasar largas horas frente a estos dispositivos, muchas veces sin considerar las consecuencias que puede tener esta actividad para su salud.

Rodrigo Beltrán, Director de Carrera de Kinesiología de Universidad de Las Américas, Sede Viña del Mar, comenta que utilizar este tipo de elementos tecnológicos por tiempos prolongados puede causar dolencias en distintas partes del cuerpo, como por ejemplo, en el cuello, columna, hombros, brazos, muñecas y dedos, las que incluso pueden traer repercusiones a largo plazo.

El dolor cervical y de espalda son algunos de los problemas más comunes, generalmente ligados a una mala postura a la hora de estar frente a una pantalla, a lo que suman afecciones en las extremidades superiores, como la tendinitis, por el uso inadecuado de manos y brazos para manipular los dispositivos tecnológicos; el síndrome del túnel carpiano, causado por la compresión de un nervio que pasa por el medio de la muñeca por la utilización excesiva y repetitiva del mousse, teclados o mandos de consolas de juego; así como también el síndrome de cuello de texto, ocasionado por largos periodo de postura hacia delante y hacia abajo del cuello, cabeza y hombros, la que ejerce una fuerte presión sobre la columna y espalda.

“Los niños y jóvenes de hoy están creciendo en un mundo completamente digitalizado, por lo que es imprescindible que los padres puedan guiarlos para un uso responsable y saludable de la tecnología, evitando así dolencias como las descritas y otras que pueden presentarse a largo plazo, afectando el normal desarrollo y crecimiento de los niños como, por ejemplo, la alteración de la curvatura normal de cuello, la pérdida en la linealidad de columna vertebral, entre otras”, dice el académico, quien aconseja definir un tiempo máximo para utilización de estos dispositivos con fines lúdicos en los niños y vigilar que las condiciones ergonómicas sean las apropiadas si es que se emplean para estudiar.

Recomendaciones

  • El tiempo de exposición de los niños a estos aparatos no debiera prolongarse por más de una hora seguida, cambiando después a otras tareas que además impliquen variar la postura, por ejemplo, si se encontraba sentado, lo ideal es que realice una actividad de pie.
  • Delimitar el uso de estos dispositivos idealmente solo a algunos días a la semana, reemplazando estas prácticas por otras actividades lúdicas de interés para los niños o ejercicios físicos en los que puedan participar toda la familia.
  • En el caso de utilizar un computador para estudiar, utilizar un escritorio diseñado para ello y una silla con soporte para brazos y cabeza. La pantalla del computador debe estar por encima del nivel de los ojos, frente al niños. El teclado también debe estar de frente y se sugiere uso de mousse ergonómico.
  • La postura adecuada frente a un computador es con los pies en el suelo, el cuerpo completamente apoyado en la silla y la espalda en el respaldo, distribuyendo el peso de manera uniforme. Los brazos no deben estar en el aire, sino en una posición paralela al plano del escritorio.
  • Respetar los tiempos de recreo para pararse y descansar del computador, realizando otras actividades distintas somo, por ejemplo, ejercicios de elongación.
  • En el caso de presentar alguna dolencia relacionada al uso de aparatos tecnológicos, consultar inmediatamente con un profesional especialista.
Compartir en .....