Robot-Trabajo

Tecnología y robots: cómo compatibilizar trabajo humano y automatización en el siglo XXI

La tecnología, las máquinas y la evolución digital avanzan a pasos veloces. Cada día aparecen nuevas aplicaciones, programas de automatización y avances que contribuyen a potenciar la eficiencia de las pymes y empresas de todo el mundo. ¿Será cierto que, como en algunas películas, los robots llegaron para reemplazar al ser humano? Para Horacio Llovet, especialista y socio-fundador de Nawaiam, esta posibilidad no sería sólo ciencia ficción en el futuro, aunque en este proceso de tránsito el rol productivo de las personas seguirá siendo fundamental.

“La frase ´las máquinas reemplazarán a los humanos´ nos viene persiguiendo hace tiempo, y es verdad que la tecnología viene avanzando rápido, pero viene a salvarnos, a potenciarnos. El ser humano cumple un papel mágico y fundamental de creador dentro de este fantasma que parece aterrarnos, pero no hay otro objetivo de estos algoritmos, robots y nuevos jugadores que hacer el trabajo más eficiente, automatizar las labores”, explica el socio fundador de Nawaiam, aplicación que utiliza la gamificación para el reclutamiento de recurso humano.

Aterrizando lo anterior a Chile, el 53% de los empleos desaparecerán en el país debido a la automatización, según un estudio de automatización de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) del año 2019, cifras que reflejan cómo la digitalización afectará al modelo de vida de las personas y la industria.

En la región la situación no es diferente, ya que el 64% de las grandes empresas de América Latina está en proceso de prueba de algún tipo de herramienta de automatización, mientras que el 52% ya cuenta con sistemas automatizados en operación, de acuerdo a un reciente estudio de la consultora tecnológica Everis.

Potencial humano

La irrupción del coronavirus aceleró la digitalización de la mayoría de los procesos y obligó a automatizar otros. De hecho, según un sondeo de Ipsos, Chile fue el país que más incrementó el uso del comercio electrónico durante el 2020, creciendo más de un 50% versus el año anterior.

Si bien la transformación digital en rubros como el e-commerce muestra un intenso desarrollo implicando en algunos casos el evidente reemplazo de mano de obra, Horacio Llovet plantea que el futuro laboral depende de las personas, pues son ellas las únicas capaces de manejar datos, poner algoritmos en beneficios reales, de traducirlos en emociones y actuar como creadoras e inspiradoras de ideas y de talento profesional.

“El 50 % del total de empleo privado del mundo podría ser automatizado casi por completo en los próximos 15 años. Una diferencia importante que hemos tenido con la revolución industrial es que hoy las empresas entienden que las personas no son recursos, sino seres pensantes, creativos, únicos, autónomos y no recursos. Las personas no tienen límites de crecimiento y aprendizaje. Estamos recién empezando a utilizar nuestras habilidades cerebrales para grandes descubrimientos y se puede ver cada día en la tecnología, el ser humano es rico en imaginación, las máquinas, no”, argumenta Llovet.

En medio de esta tendencia, Nawaiam entra con ideas que llegan a revolucionar el área de recursos humanos en empresas de la mano con la tecnología y la innovación. A través de un videojuego, los reclutadores pueden detectar el perfil idóneo de un candidato para un puesto de trabajo determinado. Nawaiam permite que los postulantes, a través de su conducta en el juego, sean escogidos de la manera más orgánica y natural posible.

Compartir en .....