Ayni-Emprendedores

Lanzan imagen de marca de agrupación de emprendedoras Ayni

Con el objetivo de dar a conocer públicamente la nueva imagen de marca de la agrupación de emprendedoras Ayni se llevó a cabo una ceremonia en donde diversas autoridades tuvieron la oportunidad de conocer el trabajo de seis mujeres pertenecientes a los programas de asesoría Prodesal-Padis, en convenio con INDAP.

Es así como montaron un lugar donde elaborar los productos derivados de la agroecología, lugar al que denominaron Biofábrica y que tiene como meta la elaboración de bienes agroecológicos para el abastecimiento a usuarios agricultores de los programas de asesoría de la comuna, así como también al público en general.

Sobre la relevancia de esta instancia, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, señaló. “Lo que vi es importante. Cómo la gente de los sectores rurales trabajan hoy día y lo hacen con tecnología y así convierten productos desechables en abonos orgánicos, humus. Creo que con el apoyo de INDAP, Prodesal, y de todos nosotros tendrán una actividad más masiva, pues han trabajado mucho y nos han demostrado que son capaces, por lo que merecen todo nuestro apoyo para que sigan desarrollando estos productos que son sustentables y después pueden comercializar, entonces es importante estar presente y ayudarlos”, manifestó la primera autoridad comunal.

Por su parte, el director de INDAP Coquimbo, José Sepúlveda, manifestó que “para nosotros es relevante que este grupo de seis mujeres que conforman Ayni hayan desarrollado esta actividad y emprendimiento agroecológico. Ellas están produciendo abono y fertilizantes limpios para transferirlo a otros agricultores y así puedan mejorar su producción. Lo importante es que son mujeres, emprendedoras, y nosotros como institución estamos muy interesados en apoyarlas. Estamos trabajando un convenio  con la Municipalidad de La Serena donde aportamos los recursos para que ellas puedan recibir la asesoría técnica y además les entregamos capacitaciones, de tal manera que puedan hacer algo integral y salir adelante de la forma como lo están haciendo”, indicó.

Las beneficiadas fueron las más agradecidas, y así lo expresó Marta Tamblay. “Estamos felices porque hemos logrado cosas que no nos imaginábamos. Cuando empezamos fue como un tema de sustentabilidad, y logramos un producto tan bueno que ahora es comercial, todos están hechos en base a materia orgánica. Lo principal es recuperar el suelo para tener una planta sana y cuando el cultivo sale le aplicamos nuestros productos. El apoyo del municipio es fundamental, porque aparte de la parte de marketing, también recibimos bonos que usamos en nuestras huertas y así mejoramos cada día”, relató.

La palabra Ayni es una expresión de origen quechua que significa reciprocidad, cooperación y solidaridad, valores que estas mujeres tienen como emblema para superarse y continuar con este trabajo que pone en valor el cuidado del medio ambiente y la producción sustentable.

Compartir en .....