Raju-Vegesna

Es hora de aprovechar las ventajas del “trabajo híbrido”

Tras la noticia de que grandes empresas tecnológicas, como Microsoft y Google, planean regresar a sus oficinas, muchas organizaciones han comenzado a reevaluar sus iniciativas de trabajo remoto. Mientras algunas ya decidieron retornar a la presencialidad, la mayoría de dueños de diferentes negocios aún parecen decidir si mantener a sus empleados en teletrabajo o pedirles que regresen a sus oficinas de tiempo completo.

La receta perfecta para los negocios podría estar en implementar aspectos de cada una de esas opciones, en un formato conocido como ‘trabajo híbrido’. Ante todo, es fundamental que las empresas establezcan un modelo que mejore la colaboración en los ámbitos presencial y virtual, que proporcione una mejor calidad de vida a los colaboradores, y que fomente el crecimiento empresarial.

Según la analista de mercados SMB Group, las pequeñas empresas están comprometidas con el desarrollo de ambientes virtuales: el 59% adoptó programas para trabajar desde el hogar; el 47% invirtió en tecnologías para apoyar a los colaboradores remotos, y el 51% ha creado estrategias a largo plazo para cambiar sus estilos laborales. La idea de lo que debería ser una oficina ha cambiado drásticamente en el último año y el éxito del trabajo remoto apunta hacia un futuro híbrido.

Con empleados que comienzan a preferir modelos de trabajo flexibles, las compañías enfrentan grandes desafíos para convencerlos de regresar a la presencialidad. El trabajo remoto les ha evitado realizar trayectos largos en medio del tráfico de las grandes ciudades, les ha permitido vivir en poblaciones menos costosas y, con cada vez más organizaciones instituyendo el teletrabajo, muchas personas prefieren buscar nuevas opciones laborales, antes que volver a una oficina.

El regreso a la presencialidad también implica algunos problemas para las empresas. En este sentido, eleva los costos de tener puestos físicos para cada colaborador, limita la posibilidad de tener el mejor talento (pues solo puede acceder a personal que esté en su misma ciudad) y la obliga a implementar medidas estrictas para mantener sano a su personal, entre otras desventajas. Para completar, tiene un impacto muy alto en la sociedad, en la medida que aumenta el tráfico, la contaminación y la migración hacia las grandes ciudades. Las compañías deben considerar estos desafíos antes de planificar su regreso a la oficina.

En el caso de nuestra empresa, decidimos no imponer el regreso a las oficinas. Los empleados de Zoho tenemos toda la libertad para decidir el lugar donde queremos trabajar. Esto nos ha permitido permanecer cerca de nuestras familias y comunidades, sin afectar los resultados de la empresa ni su productividad.

Al tomar un enfoque híbrido, comenzamos a abrir oficinas en poblaciones más pequeñas para permitir que nuestros colaboradores permanezcan en sus lugares de origen, al tiempo que expandimos nuestra búsqueda de talento y brindamos oportunidades a esas comunidades. El talento es universal, a diferencia de las oportunidades, que suelen destinarse a las grandes ciudades.

Al estar basado en tecnologías en la nube, que permiten que los usuarios accedan a los recursos de sus trabajos desde cualquier lugar con conexión a internet, este modelo de trabajo apoya la sostenibilidad ambiental y el cuidado de la naturaleza. El trabajo remoto ha permitido que las personas pasen más tiempo al aire libre y trabajen en ubicaciones únicas. Queremos continuar con estas medidas proporcionando un espacio abierto que permita colaborar y conectarse en un entorno al aire libre.

Adoptar un enfoque híbrido permite que las empresas diseñen el lugar de trabajo personalizado para sus necesidades únicas, mientras se suma a su estrategia comercial para el futuro.

Compartir en .....