9.7 C
La Serena
Domingo, Julio 3, 2022
spot_img

Estudio: Una de cada dos personas no duerme bien y siente el impacto negativo durante el día

Para conmemorar el Día Mundial del Sueño, Emma, ​​The Sleep Company, ha llevado a cabo con sus especialistas, un estudio del sueño¹ en tres de sus mercados más importantes para comprender mejor nuestros hábitos y problemas a la hora de dormir, en un intento por ayudarnos a “despertar” cuando se trata de cuán importante es realmente nuestro sueño y el impacto que tiene en la vida diaria.

La investigación, que se llevó a cabo en Alemania, Francia y el Reino Unido, reveló que menos de la mitad de los encuestados (47 %) calificó su sueño como bueno o excelente, lo que significa que la mayoría de la población necesita ayuda para dormir bien por la noche. Las razones de esto varían, pero hay tres cosas que parece que tenemos en común: un tercio (37%) de los encuestados admitió que les cuesta conciliar el sueño, mientras que la mitad (52%) confesó que cuando finalmente se duerme, se despierta a menudo durante la noche (52%). A su vez, la otra mitad (51%) admitió que la ansiedad está afectando su sueño.

Por su parte, según la última Encuesta Nacional de Salud en Chile2, 63.2% de las personas sospecha presentar trastorno del sueño de algún tipo, siendo los más comunes el insomnio y la apnea. Si bien esto puede pasarse por alto como parte integral de la vida acelerada y “siempre activa” que las personas llevan ahora, el sueño es de la misma importancia vital para la salud y el bienestar que una buena dieta y la actividad física. Esto se puede ver en los resultados del estudio del sueño de Emma, ​​que analizó la forma en que la falta de sueño afecta la vida diaria.

En la investigación se pudo observar que un tercio (32 %) de los encuestados estuvo de acuerdo en que su vida diaria se vio afectada por sus patrones de sueño, a la par que uno de cada cinco (18%) no pudo realizar sus tareas normalmente después de solo unas pocas horas de sueño. Sorprendentemente, más de la mitad (55%) de los encuestados admitieron sentirse somnolientos al completar las tareas diarias al menos una vez a la semana. Y no es solo la capacidad de llevar a cabo tareas lo que sufre, sino también la resiliencia emocional. Una cuarta parte de las personas (24%) dijo que siente que tiene menos control de sus emociones después de una noche de insomnio, además de sentirse menos capaz de tomar decisiones racionales (26%). Destacando un círculo vicioso, el 18% de los encuestados admitió experimentar ansiedad después de una noche de insomnio, lo que luego podría contribuir a la ansiedad que las personas admitieron anteriormente que afectaba su sueño.

Al profundizar en el estudio del sueño de Emma, ​​las razones por las que las personas luchan por dormir bien se vuelven más evidentes a medida que comienzan a pintar una imagen de los hábitos a la hora de acostarse. La gran mayoría (75%) de los encuestados admitió no tener rituales cuando de dormir se trata, lo que podría ser clave para crear una rutina que le indique a nuestro cuerpo que es momento de irse a la cama.

Es preocupante que la mitad de las personas que tiene un ritual a la hora de acostarse pasen el tiempo revisando sus teléfonos y tabletas, así como viendo la televisión. Y, aunque se informa ampliamente que crear un santuario en el dormitorio y usarlo únicamente para dormir y tener relaciones sexuales puede contribuir a dormir mejor cada noche, un sorprendente 60 % de las personas con las que habló Emma no estaban de acuerdo con que su dormitorio pudiera considerarse como “un verdadero santuario”. Asimismo, un tercio (33%) admitió hacer otras cosas en la cama, como estudiar o comer.

La Dra. Verena Senn, neurobióloga y jefa de investigación del sueño en Emma, The Sleep Company, explicó por qué descuidar nuestras rutinas de sueño y continuar con malos hábitos de sueño podría ser perjudicial para nuestra salud: “El sueño juega un papel vital para mantenernos en forma y saludables. Cuando duermes lo suficiente y de buena calidad cada noche, te despiertas siendo la mejor versión de ti mismo, habiendo dado a tu mente y cuerpo el tiempo que necesitan para recargarse y despertar sintiéndote renovado”.

“Piensa que obtener un sueño óptimo, idealmente de 7 a 9 horas por noche es como recargar una batería. Cuando la batería está completamente cargada, tiene la energía positiva necesaria para rendir al máximo y eso es lo mismo para nosotros, cuando estamos completamente descansados ​​y recargados, tenemos la energía positiva y la motivación para desempeñarnos bien en todas las áreas de nuestras vidas”, afirmó la Dra. Senn.

Senn agregó que, “ya sea que se trate de nuestra vida profesional, relaciones, confianza o salud mental, el impacto positivo que tiene una buena noche de sueño es de gran alcance. Por ejemplo, una buena noche de sueño se puede vincular con el éxito profesional y la riqueza, ya que los salarios más altos se vinculan con la calidad del sueño3. De igual forma, puede ayudar a los estudiantes a aumentar las calificaciones de los exámenes hasta en un 20%4 y puede aumentar nuestro deseo sexual, siendo en las mujeres un 14% más probable tener actividad sexual al día siguiente por cada hora adicional de sueño adquirida5. Una buena noche de sueño es verdaderamente transformadora”.

¹ El estudio del sueño de Emma encuestó a una muestra representativa de 3003 personas (51 % mujeres, 49 % hombres) con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años o más en Alemania, Francia y el Reino Unido en febrero de 2022.

² Según la última Encuesta Nacional de Salud en Chile 1 , 63.2% de las personas sospecha presentar trastorno del sueño de algún tipo, siendo los más comunes el insomnio y la apnea. Consultado el 14 de marzo de 2022. Tomado de: https://www.minsal.cl/wp-content/uploads/2018/01/2-Resultados-ENS_MINSAL_31_01_2018.pdf

3Fuente: https://www.forbes.com/sites/nextavenue/2017/05/30/how-to-earn-more-money-get-more-sleep/

4Fuente: Coletta, V. P. (2020). Estudiar o dormir: cómo ver el efecto de la privación del sueño cambió las elecciones de los estudiantes. El profesor de física, 58(4), 244-246.

5Fuente: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jsm.12858

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,003SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img